Los países del Este tratan de tumbar los aspectos más sociales del Paquete de Movilidad

El Paquete de Movilidad persigue mejorar las condiciones laborales y sociales de los conductores profesionales./ itfglobal.org

Los países del Este de Europa, espoleados por la actitud beligerante de la comisaria de Transportes, la rumana Adina Vălean, mantienen una oposición frontal contra buena parte de la regulación contenida en el Paquete de Movilidad, aprobado en julio por el Parlamento Europeo.

Según denuncia Fenadismer, buena parte de los gobiernos de los estados de Europa oriental temen las “consecuencias letales” que “algunos aspectos sociales y de competencia leal” incluidos en el mencionado paquete legislativo pueden tener en “la predominancia que han venido teniendo las flotas de transporte radicadas en dichos países en los últimos años”, afirman desde la federación.

La referida oposición se materializa en algunos casos en acciones muy concretas, como sucede en el caso de Lituania, cuyo Ejecutivo “solicitará al Tribunal de Justicia de la Unión Europea que impida la entrada en vigor de algunas de las disposiciones del Paquete Movilidad”, apuntan desde la organización que preside Julio Villaescusa.

Entre otros asuntos, el Gobierno lituano se posiciona contra “la norma que obliga a devolver el vehículo al Estado de establecimiento cada 8 semanas y a las disposiciones que restringen la actividad de camiones en otros Estados miembros de la UE, por considerar que estos requisitos ‘discriminan’ a sus conductores y porque la nueva regulación implicará que los Estados que en la práctica no puedan aplicar las disposiciones se verán excluidos del mercado único”.

Por su parte, “Rumanía ha instado a la Comisión Europea a garantizar un marco legal claro y armonizado a nivel europeo sobre el nuevo Paquete de Movilidad, a fin de evitar la imposición de diferentes requisitos por parte de los Estados miembros a la aplicación de las nuevas que podrían dar lugar a controles abusivos y multas por parte de las autoridades de la UE occidental contra los transportistas rumanos por carretera”, destacan desde Fenadismer.

Llegados a este punto es necesario tener en cuenta que los países del Este se juegan mucho con el intento de regulación del sector que supone la aprobación del Paquete de Movilidad. En este sentido, Fenadismer recuerda que desde la entrada de estas naciones en la UE -que se produjo en 2004 y 2007- el transporte de mercancías por carretera ha ocupado un papel crucial en sus economías.

Por poner sólo algunos ejemplos, “el volumen de negocios de la flota búlgara representó el 15% del PIB en Bulgaria”, mientras que el transporte de mercancías por carretera supone el 13% de la riqueza generada por Lituania o el 11% de la de Rumanía, mientras que esas participaciones en el PIB bajan hasta el 5% en el caso de España o incluso hasta el 2% en el caso de Francia o Alemania, tal y como recuerdan desde Fenadismer.

Los responsables de la federación de transportistas recuerdan que “la práctica desregulación del mercado de transporte a nivel europeo existente hasta la fecha, unida a los menores costes laborales y fiscales que se disfrutan en dichos países, ha fomentado el fenómeno de la ‘deslocalización administrativa’, que no real, de grandes empresas de transporte las cuales, durante la última década, han trasladado su sede a dichos países del Este de Europa pero para poder continuar operando en los mismos mercados occidentales donde actuaban con anterioridad”.

La asociación española denuncia además los argumentos esgrimidos por las organizaciones de transportistas de algunos países del Este para tratar de sortear la normativa social incluida en el Paquete de Movilidad.

Así, consideran “llamativo y preocupante” que “una de las principales asociaciones rumanas de transportistas” se haya dirigido a su Ministerio de Transportes que éste les confirme “si el regreso a casa de los conductores se puede organizar en los centros logísticos alquilados o propiedad de las empresas de transporte rumanas en Europa Occidental” y para preguntar “qué deben hacer si el conductor se niega por motivos personales a regresar a la sede principal de la empresa o a su lugar de residencia”.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *