Los márgenes de las petroleras sobre el gasóleo crecieron un 11% en enero

A pesar de ese incremento, en un surtidor español el gasóleo, cuyo precio medio es de 1,351 euros, es entre cinco y siete céntimos más barato que los que se dan -de media- en la Unión Europea.
A pesar de ese incremento, en un surtidor español el gasóleo, cuyo precio medio es de 1,351 euros, es entre cinco y siete céntimos más barato que los que se dan -de media- en la Unión Europea.

El margen bruto que las petroleras obtienen por cada litro de gasóleo creció un 11% en enero en relación al registrado un año antes. Así lo refleja el informe mensual de supervisión de la distribución de carburantes en estaciones de servicio correspondiente al mes de enero de este año publicado recientemente por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) (puede consultar el informe completo en este enlace).

La consecuencia de estos márgenes al alza -las operadoras perciben unos 16,5 céntimos por cada litro vendido-, es que los precios medios antes de impuestos, tanto de la gasolina como del gasóleo, sean superiores a los que se registran en la Unión Europea.

En este sentido, la diferencia que se produce en el gasóleo de automoción (que en España tiene un precio antes de impuestos de 0,745 euros por litro), es en torno a cuatro céntimos más caro que el existente, de media, tanto en la zona Euro como en la Unión Europea ampliada, donde cuesta 0,706 y 0,705 euros, respectivamente.

Como es habitual, la menor fiscalidad a la que están sometidos los productos petrolíferos en España hace que, una vez aplicados los impuestos, los precios de los carburantes sean sensiblemente inferiores en nuestro país que los que se registran en otros mercados europeos. Así, en un surtidor español el gasóleo, cuyo precio medio es de 1,351 euros, es entre cinco y siete céntimos más barato que los que se dan -de media- en la Unión Europea.

Alineamiento de precios
Continuando con los precios de venta al publico (PVP) de las estaciones de servicio españolas, la CNMC constata que “Repsol, Cepsa y BP muestran nuevamente precios muy alineados que superan entre dos y tres céntimos de euro por litro a los de las estaciones de servicio independientes”. El informe de la CNMC explica que “el PVP promedio del mes de enero de 2014 del gasóleo A se situó en 1,351 euros por litro y disminuyó un 1%”.

En cuanto a la relación entre el PVP y la ubicación del punto de suministro, la CNMC resalta que “los precios en autopistas son superiores a los establecidos fuera de estas vías”. El organismo supervisor afirma que esta circunstancia se debe a que los precios en este tipo de vías “se aproximan más a los precios medios de los operadores refineros que los precios de otras redes de distribución”. Y, tal y como recoge el informe, “aumentan las diferencias entre los operadores con capacidad de refino y el resto”.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *