Los gendarmes no quisieron acompañar al hospital al chófer de El Mosca agredido en Francia

Instante en el que los ganaderos esparcen la carga del camión de El Mosca por la calzada.
Instante en el que los ganaderos esparcen la carga del camión de El Mosca por la calzada.

Los gendarmes que observaron cómo un grupo de ganaderos franceses asaltaban el pasado miércoles un camión de El Mosca y agredían a su conductor tirándolo al suelo y propinándole una lluvia de patadas no quisieron tramitar in situ la denuncia ni acercar al chófer al hospital, tal y como ha explicado a Todotransporte Olga Fernández, del departamento de Internacional de la compañía murciana.

Fue el propio conductor, al día siguiente, quien tuvo que trasladarse a la Gendarmería para interponer la correspondiente denuncia. Y lo hizo en taxi, porque las magulladuras provocadas por la paliza que había recibido el día anterior aún le ocasionan intensos dolores.

El empleado de El Mosca continúa en territorio galo, donde las compañías aseguradoras de la empresa transportista y del cargador han llevado a cabo peritajes de los daños causados por el grupo de ganaderos exaltados, que forzaron las puertas del semirremolque frigorífico y esparcieron por la calzada de la autopista los productos cárnicos que portaba el vehículo.

Resulta especialmente paradójico que pese a que los ganaderos franceses protestan por el bajo precio de la carne procedente de España para ser consumida en el mercado galo, las 21 toneladas de productos porcinos que el camión de El Mosca transportaba desde Barcelona tenían como destino el Reino Unido y no Francia.

La pasividad de las fuerzas policiales francesas ha desatado la indignación no sólo de El Mosca, sino de todo el transporte español. Y es que, en palabras del secretario general de Federación Regional de Organizaciones Empresariales de Transporte de Murcia, Froet, Manuel Pérez-Carro, “lo más denigrante” es que el asalto al vehículo y la agresión al conductor se produjeron “delante de los gendarmes, que lo consintieron todo”.

Pérez-Carro recomienda a los transportistas cuyos vehículos deban pasar por Francia que consulten antes de iniciar el viaje la web en la que el Gobierno galo informa de las incidencias en sus carreteras. La circulación para vehículos de más de 7,5 toneladas está prohibida en diversos tramos de la red viaria francesa.

Así, hasta que los disturbios se den por finalizados, no se permitirá tráfico pesado en la A29, entre el enlace entre la A13 y la A29 (Quetteville) y el puente de Normandía; en la A131, entre el puente de Tancarville y el puente de Normandía en los dos sentidos; entre el enlace A13/A131 y el puente de Tancarville en dirección Havre; y en la A29 entre Amiens y Havre, desde el intercambiador de Beautot (enlace A29/A151) al puente de Normandía.

Además, Manuel Pérez-Carro recomienda a los conductores que si se ven envueltos en una situación parecida “no se opongan a los exaltados. Que se aparten y que los violentos hagan lo que les dé la gana. Ya se pondrá la denuncia después”.

El secretario general de Froet considera que pese a la gravedad de los hechos acaecidos durante esta semana, se trata de incidentes aislados. “Si no fueran episodios esporádicos y se generalizaran, las exportaciones españolas podrían verse afectadas”, alerta el directivo de la patronal murciana, quien subraya el perjuicio que esta circunstancia podría tener en nuestra economía.

Comparte en:

Responder a Juan Ferrera Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *