Los fabricantes de camiones tildan de “extremadamente restrictivos” y “poco realistas” los objetivos de emisiones de CO2 propuestos por el Parlamento Europeo

La eurocámara aboga por establecer un ‘malus’ para los fabricantes que no vendan suficientes vehículos poco contaminantes.

La Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) ha hecho público un comunicado en el que expresa “su seria preocupación” por los objetivos de emisiones de CO2 propuestos por el Parlamento Europeo, que la patronal ha calificado como “extremadamente restrictivos” y “poco realistas”.

La votación por parte del Comité de Medio Ambiente del Europarlamento es la reacción a la propuesta de niveles de emisiones de CO2 para vehículos industriales nuevos formulada por la Comisión Europea en mayo. En cualquier caso, está previsto que los nuevos estándares sean implementados en un plazo de sólo seis años.

La industria europea del camión está deseando comprometerse con ambiciosos objetivos de CO2, siempre que estos sean tecnológica y económicamente viables en el plazo propuesto”, ha asegurado el secretario general de ACEA, Erik Jonnaert.

Sin embargo, «los niveles de reducción de CO2 extremadamente restrictivos propuestos para 2025 y 2030 por el Comité de Medio Ambiente del Parlamento Europeo van más allá de la propuesta de la Comisión, que ya era de por sí altamente desafiante”, explican desde ACEA.

Por eso, Jonnaert sostiene que “estos objetivos supondrán graves problemas, puesto que simplemente no tienen en cuenta ni la realidad y las complejidades del mercado de camiones ni el tiempo requerido para los ciclos de desarrollo de los vehículos industriales. El Comité de Medio Ambiente del Parlamento Europeo debería ser consciente de que los camiones que estarán en el mercado en 2025 se encuentran ahora bajo desarrollo”, afirma el directivo de ACEA.

Sin embargo, la Eurocámara ha votado a favor de establecer un ‘malus’ de CO2 para los fabricantes que fracasen a la hora de lograr objetivos de ventas de vehículos de bajas y cero emisiones que, según ACEA, son “absolutamente poco realistas”.

En opinión de los responsables de ACEA, la propuesta del Comité de Medio Ambiente del Europarlamento “no tiene en cuenta el hecho de que el potencial de electrificación para los vehículos industriales es mucho más bajo que en el caso de los turismos, especialmente en lo que se refiere a los camiones de larga distancia. Además, tampoco contempla la ausencia de infraestructuras de recarga, en particular en las autovías”, ha asegurado Jonnaert.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *