Los clientes de los transportistas siguen incumpliendo la Ley de Morosidad

Los plazos de pago han mejorado en agosto, pero siguen siendo superiores a los permitidos por la ley.

Los clientes de los transportistas incumplen, un mes más, la Ley de Morosidad, que establece un plazo máximo de pago de 30 días, ampliable a 60 si así lo acordaran ambas partes. En el mes de agosto ese plazo se situó, de media, en 82 días desde que se efectuara el servicio de transporte, cinco días menos que la demora media que se registró a lo largo del mes de julio.

Así se desprende de la encuesta permanente sobre morosidad que Fenadismer elabora en colaboración con la Fundación Quijote para el Transporte, que evidencia además una reducción de los plazos de pago en agosto en comparación con la media que se vivió en el ejercicio 2016, cuando esta magnitud se situó en un promedio de 85 días.

En lo que a modalidades de pago se refiere, la preferida por los clientes de los transportistas en el mes de agosto fue el confirming (37%), seguido de la transferencia (33%), el pagaré (27%), y el cheque (4%).

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *