Logística urbana 360 y digital. Por Francisco Aranda, presidente de UNO

“Ahora la pelota la tenemos en el tejado de los sectores afectados, que tenemos que presentar nuestras alegaciones al plan para hacerlo verdaderamente 360”, conviene el presidente de UNO.

Hace unos días conocíamos Madrid 360, el nuevo plan de gestión del aire de la capital que aspira a transformar la movilidad, la ciudad y la Administración. Madrid 360 es un ambicioso proyecto que apuesta por un concepto moderno y sostenible a partes iguales y que tiene como palanca transversal la tecnología y la digitalización. Por todo ello, y a falta de concretar y aterrizar cada una de las medidas, la música de este proyecto suena afinada, tanto en la forma como en el fondo.

Ahora la pelota la tenemos en el tejado de los sectores afectados, que tenemos que presentar nuestras alegaciones al plan para hacerlo verdaderamente 360. A los operadores de logística y transporte nos parece positivo el enfoque que Madrid 360 hace de la logística urbana en la ciudad porque, por primera vez, ya se habla de una planificación ordenada y se considera nuestra actividad como un elemento muy importante a tener en cuenta para el futuro de la capital.

Uno de los principales objetivos de este plan es la digitalización y modernización de la Administración municipal de cara la movilidad. De hecho, se contemplan destinar espacios públicos (los aparcamientos de la empresa municipal de transporte) como minihubs en el centro para el trasvase a vehículos de energías alternativas o para la recarga de los mismos, también como minialmacenes o como espacios donde ubicar taquillas inteligentes para la recogida de paquetes.

El objetivo del Ayuntamiento es crear en estos minihubs una red de puntos de recarga para vehículos de reparto de energías alternativas. Esta medida se complementará con una línea de ayudas con diez millones de euros anuales para la renovación de flotas. En este sentido, es necesario que se flexibilicen las restricciones a vehículos de energías tradicionales y que se concreten más las ayudas a esas inversiones privadas de las que nos vamos a beneficiar todos los ciudadanos.

Madrid 360 también apuesta por la gestión más digitalizada y tecnológica de las zonas de carga y descarga de mercancías, una demanda que desde hace mucho tiempo venimos reclamando las empresas de logística y transporte. Otras de las iniciativas que ayudarían al objetivo de descongestionar la ciudad sería la ampliación de las ventanas horarias existentes en las zonas de acceso restringido. Crear, por ejemplo, un slot de tarde para el reparto dotaría de flexibilidad a la circulación en esas zonas, que no sufrirían el cuello de botella en la franja horaria tradicional de la mañana. Del mismo modo, favorecer el reparto nocturno ayudaría a optimizar la movilidad en la ciudad.

Para ello, se tiene que incentivar este tipo de actividad que, de momento, se realiza de manera casi excepcional. Son muchos los retos. Ahora que tenemos el marco para desarrollarlos de una manera 360 ha llegado el momento de concretar y consensuar con el sector cada una de las actuaciones. Eso marcará el éxito o el fracaso de este plan.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *