“Las emisiones de óxido de nitrógeno de los nuevos vehículos diésel ya no serán relevantes”, anuncian desde Bosch

El objetivo declarado de Bosch no es otro que diseñar un motor de combustión interna que no contribuya a la contaminación atmosférica en las ciudades.

En plena controversia sobre el desarrollo de sistemas de propulsión alternativos a los motores de combustión, la multinacional Bosch acaba de anunciar que “las emisiones de óxido de nitrógeno de los nuevos vehículos diésel ya no serán relevantes”. Nada más y nada menos. De hecho, el gigante germano de la industria de automoción afronta una doble estrategia: avanzar en el desarrollo de la electromovilidad y conseguir nuevas mejoras en el motor de combustión interna, cada día puesto más en entredicho por otro lado desde diferentes ámbitos de la acción política. Fue en abril del pasado año cuando ya el propio CEO de Bosch, Volkmar Denner, adelantó que “hay futuro para el diésel, pronto las emisiones ya no serán un problema”.

El objetivo declarado por este fabricante no es otro que diseñar un motor de combustión interna que no contribuya a la contaminación atmosférica en las ciudades. “Con el desarrollo de nuevas tecnologías para vehículos diésel, Bosch ha dado un gran paso en esta dirección”, explican desde la compañía, para ahondar en que “esta tecnología, que se está implantando sucesivamente en los vehículos en producción, reducirá la emisión de óxidos de nitrógeno muy por debajo de los límites futuros“.

Gracias a la introducción del filtro de partículas, este sistema también se aplica a las emisiones de partículas de los vehículos diésel desde hace bastante tiempo. Bosch también persigue este mismo objetivo para los motores de gasolina, “avanzando a buen ritmo”, revelan, para concretar que las modificaciones en los motores y el tratamiento eficiente de los gases de escape pueden reducir las emisiones de partículas aproximadamente, a un 70% más bajo que el estándar Euro-6d-temp. De hecho, En Europa Bosch ya no realiza ningún trabajo de desarrollo para motores de gasolina que no estén equipados con un filtro de partículas.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *