Las 60 toneladas ponen en pie de guerra al transporte frigorífico

Los megacamiones "favorecerán claramente a aquellas empresas cargadoras que disponen de centros de distribución a pie de autovía".
Los megacamiones «favorecerán claramente a aquellas empresas cargadoras que disponen de centros de distribución a pie de autovía».

La posibilidad, nada remota, de que dentro de unos meses se apruebe la circulación de los denominados megacamiones, con 60 toneladas de MMA y 25,25 metros, así como de que se eleve la altura hasta los 4,5 metros, ha levantado una “rotunda oposición” por parte de buena parte del sector español del transporte frigorífico, concretamente el agrupado en torno a la asociación CETM Frigoríficos, la cual, en un duro comunicado, se desmarca totalmente de la postura mantenida hasta ahora por el mundo asociativo del transporte, cuyas críticas hasta ahora a la propuesta de Fomento habían sido o inexistentes o poco firmes.

No es esta última la postura que mantiene la organización que preside Francisco José López Martínez y que agrupa a unas 1.400 empresas enmarcadas en esta actividad cuando asegura que el documento ministerial “ofrece una redacción compleja y equívoca afectando seriamente a la seguridad jurídica, por lo que desde el punto de vista formal es absolutamente rechazable”.

Sobre la implantación de las medidas, el resultado lo tienen claro al avanzar que ocasionarían al sector del transporte “unos perjuicios irreparables, ya que supondría realizar costosas inversiones en el material rodante al dejar obsoleto el que se dispone en la actualidad, y en el caso particular de los frigoríficos, además, un coste adicional por la obligatoria destrucción de los furgones al considerarse residuos peligrosos. Además, al transportista le resultaría imposible repercutir estas inversiones en el precio del transporte, ya que el incremento de la capacidad de los vehículos produciría un aumento de la oferta de transporte y, en el mejor de los casos, se transportaría más por el mismo precio”.

Otro factor negativo al que se hace referencia tiene que ver con el aumento del consumo de los vehículos, al incrementarse el coeficiente de penetración aerodinámica y, por tanto, la resistencia al avance. Asimismo, el incremento de la altura “supondrá también un aumento de la superficie lateral y subirá el centro de gravedad de los camiones, haciéndolos más inestables y peligrosos en caso de viento lateral, curvas cerradas y rotondas, aumentando sensiblemente el riesgo de vuelco”.

Es más, continúan denunciando, “la seguridad en la carga, descarga y manipulación de las mercancías se vería afectada por la mayor altura de los palés (de 2,60 m a 3,10 m) con unaumento considerable del riesgo de vuelco y, por la tanto, de la seguridad de los trabajadores.

Fuera del transporte internacional
Por si todo esto fuera poco, CETM Frigoríficos recuerda que vehículos con estas dimensiones no están autorizados para realizar transporte internacional, al establecerlo así la normativa europea, por lo que las empresas de transporte que efectúan transporte nacional e internacional se verían obligadas a disponer de dos flotas diferentes, “reduciendo la competitividad de los vehículos de transporte internacional en los tráficos nacionales así como la flexibilidad de la empresa, lo que repercutiría en un mayor coste de los precios del transporte internacional afectando a la competitividad de nuestras exportaciones”.

Con relación a los megacamiones, que también tienen prohibido el tráfico transfronterizo y solo se podrán autorizar bajo determinadas condiciones, “favorecerán claramente a aquellas empresas cargadoras que disponen de centros de distribución a pie de autovía, que son las que más están presionando para que se autoricen estos vehículos, favoreciendo de este modo su competitividad frente aquellas que no cuentan con la ubicación idónea para la utilización de megacamiones”.

Bajo este demoledor análisis, que se hace público ante la celebración el 12 de junio del pleno del Comité Nacional del Transporte por Carretera que afrontará la cuestión, esta organización de transportistas concluye haciendo hincapié en su oposición frontal a la medida, la cual entienden que tendría “consecuencias devastadoras para el sector”.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *