La vigilancia de la Administración no puede con el «efecto lunes»

Efecto lunes
Efecto lunes

El escrutinio al que tanto la Comisión Nacional de la Energía como la Comisión Nacional de la Competencia someten a las petroleras no ha propiciado un cambio sustancial en las prácticas de los operadores, tal y como evidencia el último informe de supervisión de la distribución de carburantes que ha elaborado la CNE, en el que el citado organismo desvela que en mayo “se observa un marcado ‘efecto lunes‘”

Según explica la CNE, este fenómeno fue “especialmente acusado” el lunes 20 de mayo, cuando el precio disminuyó un 1% con respecto al domingo para repuntar el martes un 1,7%”. Y todo ello cuando el propio organismo que preside Alberto Lafuente lleva a cabo una investigación para determinar qué petroleras son las responsables del “efecto lunes”

A pesar de estos movimientos en los monolitos de las gasolineras españolas, el precio de los carburantes cayó ligeramente con respecto al mes de abril. Así, el PVP medio del gasóleo A se situó en 1,340 euros (-0,7%), mientras que la gasolina 95 se vendió a un promedio de 1,427 euros (-0,9%) a lo largo del mes de mayo

Ese descenso de los precios en el surtidor se debe, al menos en parte, a que el margen bruto de distribución que obtienen los operadores cayó, y lo hizo, utilizando las palabras de la propia CNE, “en tasas notables del -8,1% y -5,3% en gasolina 95 y gasóleo A, respectivamente”

Diferencias por provincias

Pese a esta contención de los márgenes, el precio antes de impuestos volvió a situarse en mayo por encima del registrado en todos los países de la UE-6 y amplió su diferencial con respecto al que se dio, de media, en la Unión Europea. De hecho, antes de impuestos, la gasolina española es la quinta más cara de toda Europa, mientras el precio del gasóleo, antes de sufrir la carga impositiva, es el noveno más elevado del Viejo Continente

Continuando con los precios antes de impuestos, pero ya dentro de nuestras fronteras, “Murcia, Navarra, y todas las provincias catalanas, fueron las más competitivas”. En el otro lado de la balanza encontramos a Teruel, provincia con los carburantes más caros antes de aplicar la presión fiscal

Se confirma de este modo un fenómeno sobre el que la CNE viene advirtiendo en los últimos meses: las estaciones de servicio ubicadas en comunidades autónomas donde no se aplica elcéntimo sanitario (País Vasco, Aragón y La Rioja) aprovechan esa ventaja para incrementar sus precios antes de impuestos y, aún así, gozan de unos PVP inferiores a los que se dan en aquellos territorios que sufren el tramo autonómico del IVMDH, pese a que estos últimos contienen sus márgenes y ofrecen unos precios antes de impuestos inferiores

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *