La siniestralidad cae un 46% en los tramos prohibidos a camiones en Cataluña

El pasado 2 de septiembre se cumplió un año de la resolución que establece estas restricciones de circulación.

La siniestralidad se ha reducido en un 46% en los tramos donde se han hecho desvíos de vehículos pesados en Cataluña, según revela el Servicio Catalán de Tráfico. La prohibición de circular a vehículos pesados ​​de cuatro o más ejes está vigente en determinados tramos de las carreteras N-II, N-340 y N-240, con el consecuente desvío de tráfico de estos vehículos en la AP- 7 y AP-2.

El pasado 2 de septiembre se cumplió un año de la resolución que establece estas restricciones de circulación. El desvío de los camiones de la N-II en la AP-7, en el tramo de Gerona, comenzó a aplicarse en abril de 2013.

Desde el Servicio Catalán de Tráfico no dudan en señalar que desde la puesta en marcha de estas medidas la siniestralidad se ha reducido un 46% en los citados corredores. La media anual de accidentes con muertos y heridos graves en estos corredores ha pasado de 68 a 37 y la media anual de accidentes mortales ha pasado de 24 a 13,5.

La media anual de siniestralidad de muertos y heridos graves en el corredor N-II / AP-7 en el tramo Vidreras-La Junquera ha pasado de 35 a 19 (-46%). En el caso del corredor N-340/AP-7 en el tramo Altafulla-Vilafranca del Penedès, la media anual de siniestralidad de muertos y heridos graves ha pasado de 12 a 4,5 (-63%) y en el tramo Alcanar-Hospitalet del Infant, la media anual de siniestralidad de muertos y heridos graves ha pasado de 17 a 10 (-39%). Finalmente, la media anual de siniestralidad de muertos y heridos graves en el corredor N-240/AP-2 en el tramo Montblanc-Les Borges Blanques ha pasado de 3,7 a 3 (-19%).

Tras este balance, el Servicio Catalán de Tráfico ha querido agradecer “la indispensable colaboración del sector del transporte para hacer efectivas estas medidas y recuerda que desde el inicio de estas restricciones se han establecido unas bonificaciones para este colectivo, que permiten a los conductores los vehículos pesados ​​poder circular por las respectivas autopistas con una importante reducción su precio”.

Sin embargo, la oposición del sector del transporte a este tipo de medidas impositivas y no voluntarias mantiene toda su vigencia, para recordar además que la siniestralidad de los vehículos industriales está muy por debajo de la registrada por el resto de automóviles que circulan por carretera.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *