La planta de Iveco en Valladolid recibe el Premio Nacional Industria Conectada 4.0 a la Gran Empresa Industrial

La ministra de Industria, Reyes Maroto, ha entregado personalmente el premio al presidente de Iveco, Jaime Revilla.

La planta de producción de Iveco en Valladolid ha recibido recientemente el Premio Nacional Industria Conectada 4.0 a la Gran Empresa Industrial, una distinción con la que el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, quiere reconocer aquellas plantas de producción que “destacan por su apuesta hacia una transformación innovadora y conectada de la industria”.

Desde la propia marca explican que a la hora de conceder esta distinción el jurado ha valorado “la continuidad del proyecto prevista en los próximos años y su imbricación dentro de un itinerario completo de digitalización industrial, el planteamiento innovador y original del proyecto de digitalización, el grado de involucración y participación del personal, así como la metodología implantada y los resultados obtenidos”.

La ministra de Industria ha entregado el premio al presidente y consejero delegado de Iveco, Jaime Revilla, quien ha agradecido la distinción y ha recordado que “el vehículo industrial contribuye enormemente a la economía española y mundial, y es un factor clave en la industria del futuro. Este galardón es para nosotros un reconocimiento al trabajo que estamos realizando para conseguir que el desarrollo del vehículo industrial sea competitivo en España, esté conectado y su digitalización sea una realidad.”

En este sentido, Revilla ha querido destacan el gran papel de la planta de Valladolid, una instalación industrial que ha pasado ciertas “vicisitudes” que ha sabido “superar a través de las personas”. Y es que en la factoría castellana trabaja “un equipo joven, con personas con gran competencia y formación e incentivación, que han conseguido llevar a la fábrica de Valladolid y a Iveco al top de la industria del vehículo industrial en España y en Europa”.

Entre las últimas y más relevantes novedades de la factoría, la extensión de la visión artificial y aumentada, combinada con el acceso a los datos en tiempo real ha sido el mayor avance de fábrica conectada en la parte de aseguramiento de calidad. Asimismo, se proporciona a los trabajadores la formación necesaria, que les capacite a nivel técnico para el desarrollo de nuevas aplicaciones y que supondrá un apoyo en la realización de sus tareas habituales.

Además, “gracias a la ayuda de los exo-esqueletos y robots colaborativos, los esfuerzos biomecánicos de los operarios de la planta, reducen en gran medida su impacto físico, trasladando la fuerza realizada con los hombros, brazos y espalda hacia la cadera y piernas”, recuerdan desde Iveco.

En cuanto a gestión de inventario, la filosofía de la Planta de IVECO pasa por el control en tiempo real, sin errores y sin actividades sin valor añadido. Su hoja de ruta comenzó hace 10 años sustituyendo el control de albaranes en papel por dispositivos electrónicos PDA con lectura de código de barras por infrarrojos y actualmente ya se aplica la identificación por Radiofrecuencia. Asimismo, se utilizan vehículos de guiado autónomo (AGVs) para el transporte interno de piezas y subconjuntos, e impresión 3D en plástico.

Con una trayectoria de más de 60 años, la planta vallisoletana se ha convertido por derecho propio en “un referente de la industria de automoción 4.0,”. No en vano, ostenta la segunda posición del ranking de World Class Manufacturing de las 66 plantas de CNH Industrial. Con más de 600.000 vehículos producidos hasta la fecha, y 122 vehículos y 104 cabinas pesadas pasando por la línea de producción cada día, la factoría cuenta con una línea de producción flexible en la que ya se fabrica la Nueva Daily, presentada el pasado mes de abril.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *