La OIT se suma al movimiento que reclama medidas de apoyo al transporte de mercancías por carretera

El informe de la OIT confirma que el impacto del Covid-19 ha intensificado la competencia y la OIT destaca que se ha producido un deterioro muy rápido de la liquidez y rentabilidad de la mayoría de las empresas del transporte de mercancías. Foto: Todotransporte.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha publicado un informe (consulta aquí el documento) en el que pone de manifiesto la labor esencial que lleva a cabo el sector del transporte de mercancías por carretera y en el que se reclama a los Gobiernos cuatro pilares fundamentales que deben seguir los diferentes Gobiernos para la recuperación.

Se trata, en primer lugar, de estimular la economía y el empleo con una política fiscal activa y estableciendo prestamos y apoyo financiero. Además, se reclama el apoyo a empresas, empleos e ingresos extendiendo la protección social, con medidas para la retención de empleo y proporcionando alivio financiero y fiscal a las empresas.

Los otros dos pilares tienen que ver con la protección a los trabajadores en el lugar de trabajo, fortaleciendo la seguridad y la salud, proporcionando la atención médica para todos y adaptándose a la situación con medidas como el teletrabajo, así como en mostrar la confianza de esta organización en el diálogo social para encontrar soluciones, fortaleciendo la capacidad y resistencia de las organizaciones de empleadores y trabajadores, y defendiendo la negociación colectiva.

Desde la OIT tienen claro que las restricciones que han impuesto la mayoría de los países para evitar la expansión del virus han supuesto «un efecto inmediato» tanto en las condiciones de trabajo de los conductores como en su vida cotidiana. De hecho, los transportistas han tenido que pasar una «cantidad significativa» de tiempo en la cabina ante el cierre de áreas de descanso y no han podido acceder a servicios esenciales como la comida o el aseo, relatan en su informe, del que se ha hecho eco CETM.

Asimismo, el informe analiza la caída de la actividad que, en el caso de los operadores que distribuyen bienes esenciales, ha supuesto una reducción de ingresos de hasta un 40%, debido a la falta de nuevos contratos, los viajes en vacío y el aumento de los tiempos de espera entre cargas. Y confirma que el impacto del Covid-19 ha intensificado la competencia y la OIT destaca que se ha producido un deterioro muy rápido de la liquidez y rentabilidad de la mayoría de las empresas del transporte de mercancías.

Desde CETM, por su parte, no dudan en señalar que «las empresas de transporte de mercancías juegan un papel fundamental tanto para la actividad empresarial como para la sociedad y, una vez que se haya acabado con el Covid-19, las economías de toda Europa necesitarán que estas empresas reanuden las operaciones de inmediato para apoyar la recuperación económica de la UE».

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *