La nueva frontera creada por el Brexit provoca retrasos y nuevos costes al sector del transporte

Nadie se asegura que las retenciones kilométricas no se repitan en los próximos meses.

La Asociación del Transporte Internacional por Carretera, ASTIC, ha señalado en el marco del seminario a distancia “100 días de Brexit”, organizado por Propeller Club que el Brexit “ha impactado muy negativamente en el transporte por carretera entre el ex socio europeo y España en los meses de enero y febrero, provocando retrasos y elevados costes, en su mayoría debidos a la introducción de nuevos reglamentos y trámites aduaneros”.

ASTIC señaló durante el seminario que “el acuerdo de salida del Reino Unido de la Unión Europea, firmado in extremis el 24 de diciembre, ha supuesto la entrada en vigor de una nueva frontera con aduana efectiva desde el pasado 1 de enero”. Sin embargo, a pesar de los problemas del principio “esta situación empieza a mostrar signos de normalización desde marzo, a pesar de que el sector continúa sufriendo las nuevas normas administrativas post-Brexit”.

Ramón Valdivia, director general de ASTIC y encargado de dar la visión de su asociación empresarial, recordó que “más del 70 por ciento de las exportaciones españolas hacia Europa viajan por carretera y Reino Unido representa un mercado clave para nuestro país. Actualmente, España es el quinto país, por volumen de mercancías, que introduce productos en el país británico con un tránsito semanal aproximado de 8.000 viajes de camiones españoles. A nivel europeo, más de 2,3 millones de camiones viajan entre el Reino Unido y la UE cada año”.

Como ya señalábamos en nuestro último ejemplar de Todotransporte de marzo, Valdivia señaló que “los nuevos trámites administrativos están generando un incremento de las cargas en vacío procedentes del Reino Unido. Antes del Brexit se situaban en torno al 25-30 por ciento y actualmente es del 50 por ciento, lo que está disparando los costes de las empresas de transporte”.

Según datos provisionales del ICEX, en enero de este año, el primer mes de salida efectiva del Reino Unido de la UE, las exportaciones españolas de bienes al Reino Unido cayeron un 23 por ciento en tasa interanual; mientras que las importaciones españolas de bienes procedentes del país británico durante este mes disminuyeron incluso más, un 64,9 por ciento en tasa interanual.

Para terminar, el director general de Astic advirtió que  “muchas empresas se enfrentan actualmente a grandes desafíos como contratos de venta para cambiar las condiciones de entrega, empezar a gestionar almacenes externos para mitigar el impacto de los retrasos fronterizos y adaptar su red de distribución”.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *