La morosidad en el transporte podría tener los días contados

La morosidad en el transporte estará, por fin, sancionada.

La Ley de Ordenación del Transporte Terrestre será modificada para incluir un régimen sancionador contra la morosidad que amenaza a centenares de pequeñas y medianas empresas de transporte de mercancías por carretera. Así lo anunció la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, el pasado martes en la conferencia de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros.

Con la modificación del LOTT, se incorpora, así, un nuevo tipo infractor por el incumplimiento del plazo máximo legal del pago para estas empresas que se constituye en 60 días, en línea con otros sectores y de características similares en su impacto económico.

Montero ha señalado que el sector del transporte de mercancías por carretera, que se compone fundamentalmente de pequeñas empresas, ha tenido que trabajar de forma «incansable» para hacer todo el suministro de elementos básicos, tanto de paquetería como de alimentos, al conjunto de la sociedad, y su labor ha sido calificada como actividad esencial. Por ello, el Gobierno «quiere reducir la morosidad que perjudica a estas pequeñas empresas como consecuencia del incumplimiento en los plazos de pago que se intensifica en estos tiempos de crisis económica».

La transformación del ROTT prevé la publicidad de estas resoluciones sancionadoras, si se produjeran, como sucede en otros sectores y en el derecho comparado, con fines disuasorios, puesto que la propia reputación empresarial tiene que jugar también un papel importante para combatir prácticas que se pueden producir de competencia desleal en este mercado, ha detallado.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *