La liberalización de los servicios portuarios podría no prosperar debido a la “autosuficiencia»

«AMDPress.- El Parlamento Europeo ha mostrado sus reticencias ante la nueva propuesta de la Comisión Europea para liberalizar los servicios portuarios. En este segundo intento, tras el fallido de 2003, el aspecto más controvertido vuelve a ser el de la «»“autoasistencia»», practica que permite que un usuario del puerto pueda prestarse a sí mismo determinados servicios portuarios.Durante la ponencia del informe parlamentario sobre la propuesta del Ejecutivo comunitario, Georg Jarzembowski, del PPE, señaló que la directiva europea sobre servicios aeroportuarios podría continuar perfectamente el camino legislativo, a excepción de la «»“autoasistencia»».

Según los eurodiputados, esta actividad puede provocar la contratación de ciudadanos de fuera de la Unión Europea a precios inferiores, por lo que se perderían puestos de trabajo para los trabajadores portuarios. De hecho, las normas actuales obligan a las autoridades portuarias a contratar trabajadores debidamente inscritos en los sindicatos locales para las labores de carga y descarga.

Además, señalan que la seguridad se vería amenazada en la medida en que los trabajadores portuarios sin la debida formación no estarían capacitados para realizar un trabajo que puede ser «»“difícil y peligroso»».

Por contra, las compañías navieras y algunas portuarias llevan tiempo luchando por el derecho de contratar libremente al personal encargado de prestar este tipo de servicios. Los defensores de la apertura del acceso a los mercados coinciden en la necesidad de eliminar las restricciones que pesan actualmente sobre los servicios portuarios, con el objeto de acabar con los monopolios y que todos los prestadores de servicios del sector estén en competencia leal.

La Organización de Puertos Marítimos Europeos (ESPO), a través de Giuliano Gallanti, ha explicado a los eurodiputados que, por razones de proporcionalidad y subsidiariedad, sería preferible definir a nivel local o nacional las condiciones en la que se puede ejercer este derecho, si a bordo de las embarcaciones o en tierra.»

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *