La justicia dicta que los transportistas de reparto tributen por el epígrafe 722 y no por el 849

Repartidores
Repartidores

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha dictado sentencia contraria a la Agencia Tributaria por la liquidación fiscal y sanción económica practicada contra un transportista repartidor de prensa al encuadrarle incorrectamente en el epígrafe 849 frente al 722 inicialmente elegido por el transportista, informa Fenadismer. En la sentencia se señala que la actuación de la Agencia Tributaria no fue la correcta “porque no razona en absoluto la conclusión a que llega de que corresponde incluir la actividad en un epígrafe diferente de aquel por el que hasta el momento venía actuando el sujeto pasivo” añadiendo que estima el recurso planteado “determinando que el epígrafe que corresponde a la actividad que realiza es el 722, y como consecuencia, su inclusión en el régimen simplificado a efectos de tributación”. Fenadismer denunció en su día las actuaciones llevadas a cabo por la Agencia Tributaria a partir del año 2006 respecto al encuadramiento que algunas Delegaciones Territoriales de la Agencia Tributaria aplicaban unilateralmente a un importante número de pequeños transportistas de diferentes subsectores (mensajeros, repartidores, paqueteros, etc.) en un epígrafe del Impuesto de Actividades Económicas diferentes del epígrafe 722 (transporte de mercancías) que era en el que inicialmente se inscribían dichos transportistas, obligándoles a encuadrarse en el epígrafe 849 (servicios de paquetería, objetos y otros), con las consiguientes consecuencias negativas, ya que debían renunciar a la estimación objetiva del IRPF e IVA (módulos), que venían aplicando de forma correcta en base a su encuadramiento inicial, e imponiéndoles además fuertes sanciones. Este cambio de encuadramiento se produjo principalmente en las Delegaciones Territoriales de la Agencia Tributaria de Cataluña, imponiendo sanciones por importes de hasta 50.000 euros y obligándoles a tributar por el epígrafe 849, pese a que para que el transportista pudiera solicitar la autorización de transporte tenía que tributar por el epígrafe 722, por lo que la Administración de Fomento y de Hacienda aplicaban criterios diferentes.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *