La Justicia declara ilegal el desvío obligatorio a camiones a la AP-68 en La Rioja

En la sentencia, la resolución de la DGT se declara nula “al carecer de cobertura legal” y “no constar los índices de siniestralidad o los de congestión”.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha declarado ilegal la resolución de la Dirección General de Tráfico sobre desvíos obligatorios de los camiones a la autopista de peaje AP-68 en La Rioja, vigentes desde diciembre de 2017. Sin embargo, al no ser firme la sentencia y caber recurso de casación ante el Tribunal Supremo, el Gobierno no se plantea eliminar por ahora la prohibición de circulación de los camiones por la N-232 y su desvío obligatorio a la AP-68, y prevé aprobar un nuevo Decreto manteniendo las actuales bonificaciones el próximo mes de enero, informan desde Fenadismer.

En la sentencia, la resolución de la DGT se declara nula “al carecer de cobertura legal” y “no constar los índices de siniestralidad o los de congestión” que motiven la Resolución aprobada en su día por la DGT, indicando la sentencia de forma expresiva que la misma “se encuentra huérfana de justificación”. Además, el texto alude a que “son notorias la existencia de limitaciones, prohibiciones de circulación en determinadas carreteras de países de nuestro entorno a vehículos pesados, si bien las mismas tienen su razón de ser generalmente en actuaciones puntuales y concretas que restringen el acceso en fechas vacacionales, fines de semana, etc”.

Por otra parte, en relación al argumento recurrente de la congestión del tráfico que se utiliza como justificación para desviar los camiones, la sentencia señala de forma expresiva que “la congestión del tráfico, es decir el entorpecimiento del tráfico por acumulación de vehículos, por muy desagradable que sea para los conductores no es igual, al concepto alta siniestrabilidad en la carretera que hace mención a los accidentes de tráfico y subsiguientes resultados letales, lesivos para las personas”.

Fue en diciembre de 2017 cuando entró en vigor la Resolución de la Dirección General de Tráfico de 24 de noviembre de 2017 por la que se estableció la prohibición permanente de circulación de camiones en las carreteras nacionales N-232 y N-124 y su desvío obligatorio a la autopista de peaje AP-68, en concreto, más de 150 kilómetros de carreteras a su paso por la Comunidades Autónomas de la Rioja y parte del País Vasco, afectando principalmente a los miles de transportistas que utilizan habitualmente dicha ruta para las conexiones entre el Noroeste y el Este peninsular.

Frente a ello, el Comité Nacional de Transporte por Carretera recurrió judicialmente la Resolución de la DGT ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, órgano competente para conocer de dicha resolución administrativa. Los motivos fundamentales en que se basaron dicha impugnación  por parte de las asociaciones de transportistas fue considerar que la misma carecía de fundamentación jurídica ni venía acompañada de informes o datos estadísticos sobre congestión de tráfico o seguridad vial que avalaran tal medida. «Afortunadamente, una vez más, la Justicia ha vuelto a dar la razón a las legítimas reivindicaciones de las asociaciones de transportistas frente a las imposiciones arbitrarias de la Administración«, valoran en Fenadismer.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *