La IRU pide a los gobiernos europeos que reduzcan a 18 años la edad mínima para conducir camiones

Europa revisará la Directiva sobre permisos de conducir en 2022.

La Organización Internacional de Transporte por Carretera (IRU) ha hecho recientemente un llamamiento a los gobiernos del Viejo Continente para que reduzcan la edad mínima de los conductores profesionales a los 18 años. En opinión de los responsables de la organización, esta medida permitiría reducir la escasez de conductores incorporando jóvenes que dejaran el instituto directamente al entrenamiento profesional, ayudando así a combatir el desempleo juvenil.

Desde la IRU recuerdan que las regulaciones entorno a la edad mínima de los conductores profesionales varían alrededor del mundo. Así, mientras que en algunos países europeos y Oriente Medio ese listón se sitúa en los 18 años, en otros lugares asciende a los 21 años. Dentro de la Unión Europea hay un collage de normas relativas a la edad mínima para conducir camiones, autobuses o autocares, habiendo incluso diferencias en el interior de un mismo Estado en función de si se va a realizar transporte nacional o internacional.

En opinión de los responsables de la IRU, “estas normas restrictivas sobre la edad mínima suponen un serio obstáculo para que los jóvenes se incorporen a la profesión en un momento en que el desempleo juvenil supera el 30% en algunos países”.

Y el problema es más grave de lo que podría parecer en un principio, pues “a pesar de las fluctuaciones del mercado laboral durante la pandemia, la escasez de conductores es un problema a largo plazo, agravado por el envejecimiento de la población activa”, sostienen desde la asociación europea.

La industria del transporte por carretera necesita jóvenes para satisfacer la creciente demanda de conductores y garantizar la continuidad de nuestros servicios. La edad promedio de los conductores de camiones en algunos lugares es de 55 años. Esto debe cambiar”, afirma el secretario general de la IRU, Umberto de Pretto.

La seguridad vial no tiene edad
El comunicado hecho público por la organización de transportistas afirma que “los estrictos requisitos de formación para ingresar a la profesión significan que los conductores más jóvenes no son más propensos a sufrir accidentes que sus contrapartes mayores. De hecho, la accidentalidad es incluso mayor en los países donde la edad mínima es de 21 años que en aquellos en los que la edad mínima es de 18 años”, afirman.

Lamentablemente, la IRU confirma que “los gobiernos han tomado muy poca o ninguna acción para alentar a los jóvenes a convertirse en conductores profesionales tan pronto como dejan la escuela”. En el caso de Europa, se va a proceder a una “revisión de la Directiva sobre permisos de conducir para 2022, lo que brindará la oportunidad de establecer la edad mínima para todos los conductores profesionales en 18 años”.

La industria del transporte por carretera podría ser una enorme fuente de empleo para los jóvenes. Pero necesitamos que los gobiernos actúen para desbloquear este potencial y darles acceso a las oportunidades laborales disponibles ”, afirma Umberto de Pretto.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *