La Guardia Civil lleva a cabo una macrooperación contra el fraude en las gasolineras

Castilla-La Mancha, Madrid, Andalucía y Cataluña son algunas de las comunidades autónomas en las que se realizaron registros y detenciones.
Castilla-La Mancha, Madrid, Andalucía y Cataluña son algunas de las comunidades autónomas en las que se realizaron registros y detenciones.

Agentes de la Guardia Civil y del Departamento de Aduanas de la Agencia Tributaria están llevando a cabo una macrooperación para desarticular una trama criminal dedicada a «lavar «gasóleo bonificado y de calefacción para posteriormente venderlo a estaciones de servicio como gasóleo de automoción.

Fuentes de la Benemérita confirmaron ayer a la revista «Estaciones de Servicio» (editada, como Todotransporte por Grupo TecniPublicaciones) que el operativo, que se llevó a cabo de manera coordinada en 30 provincias, se saldó con 98 detenciones, además de 50 registros domiciliarios y otros tantos en gasolineras. Entre las estaciones de servicio que han recibido la visita de los agentes del Instituto Armado se encuentran instalaciones de varios operadores petrolíferos, así como gasolineras independientes.

Fuentes cercanas a la investigación explicaron que además de añadir sustancias químicas para eliminar el tinte que caracteriza los gasóleos B y C, los defraudadores adulteraban el producto con el objetivo de incrementar su volumen y maximizar de este modo su beneficio cuando lo vendían a las estaciones de servicio. Durante el proceso «de lavado» se añadían al gasóleo diversas sustancias químicas que podrían haber provocado daños en el sistema de inyección de los motores más modernos.

Aunque la trama delictiva tiene ramificaciones en la práctica totalidad de comunidades autónomas, Castilla-La Mancha, Madrid, Cataluña y Andalucía son algunas de las que más han sufrido estas prácticas fraudulentas.

Los defraudares podrían haber incurrido en varios delitos de falsedad documental para ocultar esas operaciones a Hacienda, por lo que los responsables de la investigación han recurrido a la colaboración de expertos en informática para seguir el rastro de las compras de gasóleo B y C que hacía la trama para luego venderlo como diésel de automoción.

La operación sigue en curso y la Guardia Civil no descarta que se lleven a cabo más detenciones a lo largo de la jornada e incluso en los próximos días.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *