La escasez de conductores, un mal que se agudizará en toda Europa

La falta de conductores en el transporte mejoró relativamente en 2020, pero se prevé que empeore a lo largo de este año.

La International Road Unión, IRU, entidad que agrupa asociaciones y empresas de transporte de todo el mundo, ha hecho público un informe basado en 800 encuestas a empresas para conocer la situación del sector en estos momentos, respecto al trabajo de los conductores.

Los resultados han señalado que la escasez de conductores era más aguda en Eurasia, donde el año pasado no se cubrieron el 20 por ciento de los puestos de conductores. Por su parte, China fue el país menos afectado en 2020 con solo el 4 por ciento de los puestos de trabajo sin cubrir.

En Europa, los puestos de conductor sin cubrir se redujeron en alrededor de tres cuartas partes, del 20 por ciento al 5 por ciento para los conductores de autobuses y autocares y del 24 por ciento al 7 por ciento para los conductores de camiones.

Según señala la IRU, las empresas de transporte pronostican que la escasez de conductores se intensificará nuevamente a lo largo de 2021 a medida que las economías se recuperen y la demanda de servicios de transporte aumente. Las empresas europeas esperan un déficit de conductores del 17 por ciento para este año.

“La escasez de conductores amenaza el funcionamiento del transporte por carretera, las cadenas de suministro, el comercio, la economía y, en última instancia, el empleo y el bienestar de los ciudadanos. Este no es un tema que pueda esperar, se deben tomar medidas ahora”, ha apuntado el Secretario General de la IRU, Umberto de Pretto.

Las razones de la falta de conductores es que no se está renovando la oferta de profesionales disponibles por las condiciones de trabajo desafiantes, agravadas aún más por la pandemia, y las dificultades para atraer a mujeres y jóvenes a la profesión. A ello se une la dificultad de atraer a mujeres a esta actividad y se recuerda que sólo el 2 por ciento de los conductores profesionales de camiones en todo el mundo son mujeres y todos los países encuestados vieron caer el porcentaje de conductores de camiones de mujeres. Sin embargo, la señal alentadora en Europa es que la proporción de mujeres conductoras de autobuses y autocares aumentó del 10 al 16 por ciento de la fuerza laboral total en 2020.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *