José Escudero, gerente de Transvolando: “¿Por qué no nos respetamos a nosotros mismos y empezamos a cobrar lo que de verdad tenemos que cobrar?

En la entrevista concedida a Todotransporte, Escudero no se deja ningún asunto en el tintero.

¿Por qué no nos respetamos a nosotros mismos y empezamos a cobrar lo que de verdad tenemos que cobrar? ¿Por qué no intentamos escalar en la cadena de transporte para empezar a trabajar para el cliente final y poder cobrar un precio más digno? ¿Qué tal si en lugar de intentar sacar algo de rentabilidad a costa de no cumplir con la normativa y tirar los precios a la baja empezamos a buscar soluciones más allá?” Éstas son algunas de las preguntas que lanza el gerente de la empresa madrileña Transvolando, José Escudero, en el transcurso de una entrevista publicada en el número de septiembre de Todotransporte.

Sin necesidad de hacer afirmaciones grandilocuentes, sino únicamente formulando en voz alta las preguntas que muchos se hacen en el seno del sector, Escudero pone el dedo en la llaga por la que sangra el transporte de mercancías por carretera.

El empresario madrileño es joven y quizá esa juventud es la que le aporta la valentía y la frescura necesarias para sacudir con sus reflexiones la estructura del sistema de transporte español. E incluso para ir contracorriente cuando se abordan determinados asuntos sobre los que parece haber una única voz en el sector.

En este sentido, pese a reconocer que existen demasiados intermediarios en la cadena de transporte, el fundador de Transvolando huye del victimismo y afirma que “si hay todos esos intermediarios será porque a quienes trabajan para ellos les viene bien lo que hacen. Si no te gusta no estés con ellos, pero no te lamentes de la función que cumplen. Yo personalmente, lejos de criticar a esos intermediarios les admiro”, destaca.

A pesar de que Transvolando tiene media docena de vehículos y se apoya habitualmente en los autónomos en el ejercicio de su actividad y pese a que el propio José Escudero procede de una familia con no pocos autopatronos del sector transporte, el emprendedor madrileño es “crítico con el autónomo” y con la manera de comportarse que en ocasiones tiene este colectivo.

“Si suben sus materias primas deberían repercutir ese incremento en los precios que cobran a sus clientes. El problema es que históricamente han jugado con los módulos y a mí no me parece bien que haya quien tenga muletas proporcionadas por el Estado. Si un negocio no es rentable, que salga del mercado, por favor, y así deje esa posición a otras empresas que sí son rentables”, subraya.

Preguntado acerca de la competencia que los transportistas españoles sufren por parte de empresas provenientes de otros países, José Escudero apuesta -una vez más- por mirar alrededor y copiar los modelos exitosos que han puesto en marcha otros países. “Tenemos que aprender de quien hace las cosas mejor que nosotros”, reitera una y otra vez el máximo responsable de Transvolando.

En su opinión, el Estado español debería “aprender de Francia y Alemania, poner Euroviñetas y salarios mínimos”. Escudero explica esta posición asegurando que su intención “no es que haya más impuestos”, sino que estas medidas podrían convertirse en “herramientas útiles para eliminar parte de la competencia desleal y favorecer a quienes cotizan en España, impulsando los salarios al alza y propiciando un incremento de los precios del transporte”.

Lee el artículo completo aquí.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *