“Han sido los clientes quienes nos han dicho que comprendían que los precios tenían que subir”

Antonio Fuentes explica que el coronavirus ha hecho desaparecer los retornos.

EL TRANSPORTE FRENTE AL CORONAVIRUS.- Cuando se trata de abordar la manera en la que los actores involucrados en el sector, el papel de los cargadores suele quedar en segundo plano, cuando lo cierto es que -también en este colectivo- se están dando comportamientos que son dignos de admirar.

Así ha sucedido con “la mayoría de los clientes” de Grupo Agustín Fuentes e Hijos, que han dicho a los responsables del operador murciano que “comprendían que los precios tenían que subir, porque ellos saben perfectamente que los retornos han desaparecido y que era necesario hacer un ajuste para continuar dando servicio”, explica Antonio Fuentes, director de Logística y Operaciones de la compañía, en conversación telefónica con Todotransporte.

El responsable de la entidad murciana afirma que cuando esta propuesta no ha salido del cargador, Grupo Agustín Fuentes e Hijos ha tenido que “llamar a la puerta de algunos clientes. Y tengo que decir que la respuesta ha sido fabulosa”, reconoce.

Y es que pese a que los camiones de la empresa con sede en Las Torres de Cotillas no han parado de rodar a pesar del confinamiento -la práctica totalidad transporta productos de alimentación-, lo cierto es que la operativa se ha complicado sobremanera, pues los viajes de regreso han desaparecido, por lo que de no haber revisado sus tarifas para la entidad habría sido imposible cerrar el mes de marzo “dentro de la normalidad”.

Este mantenimiento de la actividad ha permitido a la empresa murciana no sólo mantener su plantilla, sino que incluso sus responsables han llegado a alquilar semirremolques para dar más servicio y de paso para “dar enganches a autónomos que trabajaban para sectores que se han parado y que lo están pasando verdaderamente mal”.

La situación en el seno de la empresa familiar es bien distinta, pues a base de “mucho esfuerzo y de una dedicación y entrega total por parte del personal”, Grupo Agustín Fuentes e Hijos ha logrado sacar adelante uno de los momentos más complicados desde su fundación. “Quiero dar las gracias a todos y cada uno de los empleados, que se están portando de 10”, afirma.

El do de pecho que está dando en líneas generales el transporte de mercancías durante la crisis del coronavirus está propiciando que esta actividad esté en el centro del foco informativo y de que capas muy amplias de la sociedad conozcan y reconozcan la labor que llevan a cabo los transportistas, Antonio Fuentes no es demasiado optimista con respecto al mantenimiento de esas buenas sensaciones en el futuro: “Estamos programados para que la memoria nos dure exactamente un minuto, y mañana nuestros camiones volverán a molestar en las carreteras”.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *