Hacienda calcula que el fallo del Supremo sobre el céntimo sanitario le costará 1.000 millones de euros

El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, amenazó con hacer una 'paralela' a quien reclamara la devolución del céntimo sanitario.
El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, amenazó con hacer una ‘paralela’ a quien reclamara la devolución del céntimo sanitario.

Apenas un día después de que el Consejo General del Poder Judicial confirmara que el Tribunal Supremo estimaba los ocho recursos testigo seleccionados para tramitar los más de 4.000 interpuestos para solicitar la reclamación del céntimo sanitario entre 2002 y 2009, fuentes del Ministerio de Hacienda han confirmado a Europa Press que la decisión del alto tribunal puede costar alrededor de 1.000 millones de euros a las arcas públicas.

La decisión anunciada ayer por el Supremo reconoce la responsabilidad patrimonial del Estado a la hora de cobrar durante diez años un impuesto sobre cuya posible ilegalidad Bruselas había advertido en repetidas ocasiones.

La polémica tasa, declarada definitivamente ilegal por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea el 27 de febrero de 2014, permitió que la Administración ingresara alrededor de 13.000 millones de euros que, de haber seguido las recomendaciones y avisos que venían desde Europa, nunca debería haber recaudado.

Pese a ello, el tiempo transcurrido desde la entrada en vigor del céntimo sanitario -13 años- hace improbable que la mayoría de los contribuyentes que pagaron ese impuesto conserven aún las facturas que evidencian su desembolso, por lo que fuentes del gabinete de Cristóbal Montoro cifran en “sólo” 1.000 millones de euros la cantidad que el Estado deberá reintegrar a los reclamantes.

A pesar de que la cantidad es limitada si se compara con el total recaudado, lo cierto es que su devolución representará un problema para el Estado español, pues los 1.000 millones extra se tendrían que incorporar al déficit de 2016. Se trataría, eso sí, de una medida de las denominadas one-off’, lo que significa que ese desembolso no será recurrente y sólo tendría impacto en las cuentas del ejercicio actual.

Llegados a este punto es necesario tener en cuenta que en marzo del año pasado la vicepresidenta del Gobierno -hoy en funciones-, Soraya Sáez de Santamaría, explicaba en rueda de prensa tras un Consejo de Ministros que los 1.700 millones de euros que el Estado devolvió en 2014 a los transportistas en concepto de céntimo sanitario indebidamente cobrado entre 2010 y 2012 dispararon el déficit público previsto por el Ejecutivo.

Según la número dos de Rajoy, esos 1.700 millones de euros sumaron 1,4 décimas al déficit. Siguiendo esos mismos cálculos, los 1.000 millones que Hacienda calcula que tendrá que reintegrar a los transportistas incrementarán el déficit en casi una décima, una cantidad que podría parecer desdeñable pero que tiene su relevancia, especialmente cuando la Unión Europea mantiene la lupa sobre las cuentas públicas de nuestro país.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *