Guitrans defiende penalizar a los bancos que no apoyen proyectos empresariales

Ignacio cepeda
Ignacio cepeda

La Asociación Empresarial Guipuzcoana de Transporte de Mercancías, Guitrans, defiende que el Gobierno establezca mecanismos de penalización a los bancos que no acometan una función revitalizadora de la economía urgente, “ya que de no hacerlo en un plazo inmediato el caos va a ser insostenible”. Desde esta asociación denuncian que “los planes de financiación que han puesto en marcha las diversas Administraciones para paliar la falta de financiación, principalmente del circulante, en las empresas no han servido para nada, debido a las condiciones draconianas impuestas por las entidades bancarias”

Además, recuerdan que las entidades financieras, actualmente, “tienen una importante deuda con los Gobiernos (y los contribuyentes) que han acudido en su rescate en momentos difíciles, por lo que debe exigírseles que respondan con responsabilidad primando la necesidad de impulsar los proyectos empresariales que van a generar empleo y riqueza”

La propuesta de Guitrans se produce unos días antes de la celebración de su Asamblea General, que tendrá lugar el próximo 2 de junio en el Palacio Miramar de San Sebastián y en la que participarán José Manuel Pardo, secretario técnico de Astic, y Larraitz Ugarte, diputada de Movilidad e Infraestructuras Viarias de Guipúzcoa

A pesar que los efectos de la crisis económica están siendo menos dramáticos en el País Vasco que en otras zonas de España, lo cierto es que según los datos que facilita esta asociación vasca, desde 2008 han desaparecido un total de 635 empresas de transporte, 78 de ellas desde enero de 2011 hasta mayo de 2012. En todo el territorio nacional la cifra alcanza las 23.523 empresas de transporte que han dejado de existir desde el comienzo de la crisis, hace cuatro años

Esta imparable desaparición de compañías tiene que ver, explican, por la falta de rentabilidad provocada por la subida del precio del gasóleo y la subida generalizada del resto de costes “que no lleva aparejada una similar subida de precios”. Y es que entre enero de 2009 y marzo de 2012 el precio del gasóleo se incrementó en un 60%, un 39% desde enero de 2010 y un 15% desde enero de 2011

Por si fuera poco, alertan de que el intercambio comercial con Francia y Alemania se ha ralentizado ostensiblemente en 2012, lo que puede tener un efecto particularmente negativo sobre la economía tanto guipuzcoana como vasca en su conjunto, que hasta la fecha ha sufrido menos ante el derrumbe de sectores como la construcción y la automoción

Ante esta negativa coyuntura, las demandas de Guitrans apuntan a la puesta en marcha de medidas como una ley similar a la francesa que obligue al pago de las facturas en un plazo de 30 días, otra norma que asegure al transportista el cobro de su servicio al hacer garantes del pago tanto al expedidor como al destinatario, modificar el baremo sancionador español, un gasóleo profesional efectivo, romper el funcionamiento monopolístico de las petroleras, establecer mecanismos que obliguen a reflejar la fluctuación del precio del gasóleo en las facturas, flexibilizar la normativa de tiempos de conducción y descanso, establecer medidas que garanticen que las empresas no puedan trabajar por debajo del umbral de rentabilidad y articular acuerdos con las diferentes Administraciones para dar cobertura social a los trabajadores del sector (especialmente, autónomos) impulsando fundaciones que puedan cubrir las necesidades de éstos al abandonar la actividad

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *