Graves irregularidades en la gestión de Rovana Plumb, candidata a comisaria de Transporte, paralizan su nombramiento

Rovana Plumb es eurodiputada en el Grupo Parlamentario Socialista fue ministra de Medio Ambiente y Cambio Climático en Rumanía. Foto: Partido Socialdemócrata de Rumanía.

La Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo ha detectado graves irregularidades en la gestión llevada a cabo hasta la fecha por la rumana Rovana Plumb, propuesta como próxima comisaria europea de Transporte. En concreto, según revela Fenadismer, se han constatado posibles conflictos de intereses entre la declaración de intereses financieros y las carteras asignadas a la candidata.

Así, en una reunión celebrada el pasado jueves a puerta cerrada, se citó a la señora Plumb para dar explicaciones detalladas a los eurodiputados, al haberse detectado graves incoherencias entre sus declaraciones en Rumanía y a nivel europeo, incluida la emisión de un préstamo que recibió para presentarse a las elecciones europeas. La candidata también es sospechosa de abuso de poder en el contexto de la transferencia ilegal de una isla en el Danubio a empresas privadas, informa la asociación que preside Julio Villaescusa en una nota de prensa.

Fue el pasado 10 de septiembre cuando la presidenta de la Comisión Europea, la alemana Ursula von der Leyen, presentó la nueva estructura y equipo que conformarán la Comisión europea para los próximos cinco años, proponiendo como nueva Comisaria de Transportes a la rumana Rovana Plumb, actualmente eurodiputada en el Grupo Parlamentario Socialista y anteriormente ministra de Medio Ambiente y Cambio Climático en su país natal.

Pero su nombramiento no es automático, sino que los candidatos a comisarios propuestos por la presidenta son sometidos a un duro proceso de investigación en el Parlamento europeo para analizar su idoneidad, debiendo comparecer ante las comisiones parlamentarias en sus posibles campos de responsabilidad. De hecho, no es la primera vez que una evaluación negativa del candidato propuesto ha llevado a éstos en el pasado a retirarse del proceso.

Se trata de la primera vez que el Parlamento Europeo paraliza el nombramiento de un Comisario propuesto incluso antes de su audiencia pública prevista para el próximo 2 de octubre, lo que obligará previsiblemente a la presidenta de la Comisión europea a nombrar otro candidato.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *