Gefco prueba semirremolques de 18 metros con un objetivo de 50 unidades operativas en 2021

Gefco planea implantar en su flota cinco semirremolques de 18 metros a lo largo del presente año.

Gefco se encuentra inmerso en un proceso de pruebas en condiciones reales de circulación con el empleo de semirremolques de 18 metros de longitud. Estos vehículos ofrecen un aumento de capacidad de un 45% frente a un semirremolque convencional de 13,6 metros de longitud.

Hasta el momento, la experiencia de este operador con los semirremolques de 18 metros es netamente positiva, según avanzaba recientemente Juan Ramón Serrano, director de Métodos y Compras de Gefco, durante su intervención en una jornada organizada por Asepa en Madrid.

El plan iniciado por Gefco con estos nuevos vehículos de transporte de mercancías contempla implantar en su flota cinco unidades a lo largo del presente año, cifra que crecerá según sus previsiones hasta las 50 unidades en 2021. El funcionamiento de estos vehículos es «igual» al de un semirremolque convencional, explica el directivo de Gefco, tanto en términos de maniobrabilidad como de la posibilidad de realizar la carga y descarga de la mercancías tanto lateral como trasera.

La visión de Juan Ramón Serrano en relación con el impacto medioambiental del transporte de mercancías por carretera es cara. «Intentamos llevar más con menos», advierte Serrano tras constatar que la circulación diaria de diez millones de vehículos pesados de mercancías en España representa la generación de 841 millones de toneladas de CO2 al día.

«Tenemos una responsabilidad de intentar reducir esta cifra», apunta, para apostar de forma rotunda por desarrollar en mayor medida los megacamiones (Gefco prevé tener en circulación 20 unidades a finales de este año) y por los duotrailer de 70 toneladas ya en pruebas entre las plantas de Vigo y Madrid del Grupo PSA , un vehículo que «funciona». No en vano, se pregunta abiertamente: «¿Por qué no apostamos realmente por esta combinación, así como por las 44 toneladas y por los 4,5 metros de altura: si faltan chóferes y queremos reducir CO2, hay que apostar por ello».

 

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *