Fuso anuncia la llegada del Canter eléctrico dentro de tan sólo un año

Fuso Canter eléctrico en IAA Hannover
El Canter de propulsión eléctrica monta un motor de 185 kW de potencia con un par de 380 Nm.

Fuso anunció en la pasada edición de la feria IAA de Hannover que la llegada de la versión totalmente eléctrica del Canter será una realidad dentro de tan sólo unos meses, concretamente a finales del próximo año. Desde la marca japonesa avanzan ya que «gracias a la reducción de los costes de la tecnología utilizada, el eCanter saldrá al mercado a un precio de venta competitivo«, lo que permitirá amortizar la mayor inversión, explican, en un periodo de tres años debido a que los costes de explotación frente a la versión de gasóleo serán más reducidos.

El nuevo eCanter, que así es como ha sido bautizado, monta un nuevo motor eléctrico síncrono de imanes permanentes con una potencia de 185 kW y un par motor de 380 Nm. La fuerza se transmite a las ruedas del eje trasero utilizando una transmisión con desmultiplicación fija e incorpora baterías con una capacidad de 70 kWh. En función de la carrocería, la carga y el perfil de utilización puede alcanzarse una autonomía de más de 100 km sin necesidad de una recarga estacionaria de las baterías.

En el nuevo vehículo, los acumuladores eléctricos están distribuidos en cinco paquetes: uno se encuentra centrado en el bastidor, inmediatamente detrás de la cabina, mientras que los otros cuatro se distribuyen a la izquierda y a la derecha del bastidor. Se trata de baterías de iones de litio refrigeradas por agua.

Una vez en el mercado, el eCanter permitirá adaptarse a diversas necesidades de operativa de transporte en función de una mayor autonomía o una mayor carga útil instalando más o menos juegos de baterías de 14 kwh. Para la recarga, si se utiliza una estación de carga rápida con corriente continua es posible recargar las baterías hasta un nivel del 80 por ciento en una hora; como alternativa puede utilizarse corriente alterna y recargar las baterías al 100 por ciento en siete horas.

Más adelante se podrá optar por una recarga rápida utilizando un cargador de 170 kW para cargar las baterías hasta un 80 por ciento de su capacidad en sólo media hora. Para la carga se utilizan los enchufes normalizados Combo 2 (denominados también CCS).

Según destacan desde el fabricante, los resultados obtenidos durante un programa de pruebas de un año de duración con la segunda generación del Canter eléctrico demuestran que este vehículo permite ahorrar unos 1.000 euros a los 10.000 km frente al Canter diésel, a lo que habría que añadir una reducción de los costes de mantenimiento cercana al 30%.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *