Fenadismer califica de «malabarismo judicial» la última iniciativa de la Diputación de Guipúzcoa en defensa de los peajes a camiones

La implantación de los peajes guipuzcoanos fue tramitada por la Comisión de Infraestructuras de las Juntas Generales de Guipúzcoa y no por la Comisión de Hacienda.

La Diputación de Guipúzcoa ha llevado a cabo ante el Tribunal Supremo una acción calificada como «malabarismo judicial», denuncian en Fenadismer, al pretender declarar la incompetencia del Tribunal Superior de Justicia para conocer de la Norma Foral que estableció los peajes a camiones, «bajo el peregrino argumento de que consideran ahora que la norma tenía carácter tributario, como si de un impuesto más se tratara, pese a que fue tramitada por la Comisión de Infraestructuras de las Juntas Generales de Guipúzcoa y no por la Comisión de Hacienda, y que además su cobro y gestión no lo hace una Administración sino que lo lleva a cabo una empresa privada de capital público, como es Bidegi, aplicándose el IVA correspondiente como cualquier otro peaje en el resto de España», relatan desde la organización que preside Julio Villaescusa.

«Sorprende una vez más esta nueva estrategia judicial ahora planteada», valoran desde Fenadismer, dos años después de haber presentado su recurso de casación sin que en aquel momento hubiera cuestionado la competencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, en un intento “a la desesperada” de tratar de sortear que la justicia pueda valorar la legalidad de dicha norma, ya que si la Norma Foral se considerara de contenido tributario sólo podría ser analizada por el Tribunal Constitucional, impidiendo a los afectados poder impugnarla.

En todo caso en la citada organización de transportistas recuerdan que el fondo de la Norma ya ha sido analizado por dos veces por un Tribunal Superior y por dos veces lo ha declarado ilegal por nada menos que por vulnerar un principio tan fundamental como es el de no discriminación, «por lo que cualquier artimaña legal que pretenda llevarse a cabo para sortear dicho pronunciamiento reiterado tan contundente no va a poder ‘borrar’ su carácter discriminatorio, por mucho que algunos pretendan ignorarlo».

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *