“En los últimos días, las ventas han caído un 50%. Aún así, me siento una privilegiada”

Pese a la difícil situación, Raquel Parrilla intenta, como siempre, extraer conclusiones positivas.

EL TRANSPORTE FRENTE AL CORONAVIRUS.- Aunque Transportes Miguel Parrilla está sorteando razonablemente bien la crisis que ha originado la propagación del coronavirus y el estado de alarma decretado para frenar los contagios, lo cierto es que el operador sevillano también ha sufrido en sus propias carnes las consecuencias de esta situación, con una reducción de las ventas considerable desde mediados de la semana pasada.

Así lo explica en conversación telefónica con Todotransporte la gerente la compañía, Raquel Parrilla, quien afirma que “en los últimos días nuestras ventas han caído un 50%. Aún así, me siento una privilegiada, porque dentro de lo posible tengo trabajo y salud”, afirma la empresaria andaluza, que es muy consciente de que muchos colegas de profesión “lo están pasando muy mal”.

Raquel Parrilla atribuye ese importante descenso de las ventas al final del efecto acopio que la sociedad española protagonizó durante los primeros días de la crisis sanitaria. “Ahora todo se ha normalizado e incluso han bajado las compras en los supermercados. Es previsible que ahora suban un poco, pero lo cierto es que la situación es muy difícil”, sostiene la gerente de la empresa especializada en transporte para la industria de la alimentación.

“Volcados en la venta”
Para dar respuesta a esta crisis, Raquel Parrilla ha procedido a reorganizar de arriba a abajo la empresa que dirige. “Ahora mismo estamos todos totalmente volcados en la venta”, afirma la gerente de la entidad, que ha implantado además otras medidas, como el teletrabajo para todos los trabajadores que pueden desarrollar su labor a distancia.

Yo soy muy positiva y siempre intento quedarme con el lado bueno de las cosas. Las crisis las aprovecho y ahora estamos haciendo cosas que antes nos daba cierto reparo hacer y se está demostrando que estábamos perfectamente preparados para tomar una serie de medidas. Hemos organizado todo en dos días y estamos funcionando como un reloj”, narra Raquel Parrilla.

Cariño a los conductores
Gran parte del mérito de ese buen funcionamiento es de los conductores de la empresa sevillana, “que se están dejando la piel por dar servicio a los clientes en estos momentos tan complicados”, afirma la gerente de la entidad, quien destaca que “éste es el momento de darles mucho cariño a nuestros profesionales”.

De hecho, la propia Raquel Parrilla participa habitualmente en un grupo de Whatsapp en el que también están incluidos todos sus chóferes y habitualmente les envía mensajes de ánimo. “Está siendo una experiencia única, porque está sirviendo para hacer equipo. Algunos nos mandan vídeos desde la cabina cantando Resistiré”, la canción que se ha convertido en todo un himno durante estos tiempos que nos ha tocado vivir.

EPIs
Ese sentimiento de comunidad es extensivo incluso a los familiares de algunos de los trabajadores de Transportes Miguel Parrilla. No en vano, fue la madre de una de las empleadas quien ha confeccionado “200 mascarillas para nuestros conductores”. La distribución de ese material, así como de guantes y geles hidroalcohólicos, avanza a buen ritmo, aunque ha sido complicado hacer llegar este equipamiento a los conductores, porque no todos pasan por la base de la compañía en Camas.

Pese a lo complicado de la situación, Raquel Parrilla ve -como es habitual en ella- el vaso medio lleno: “Los clientes están respondiendo muy bien y los empleados también. Ahora toca tener cierta previsión porque no sabemos cómo va a evolucionar la situación. Pero doy gracias porque tenemos salud y dentro de lo que cabe tenemos trabajo”, reitera la empresaria sevillana.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *