El transporte español comienza a recuperarse del golpe sufrido por la Covid-19

Casi un mes después del fin de las restricciones a la actividad y movilidad de los ciudadanos, el transporte español de mercancías comienza poco a poco a recuperar los niveles de actividad habituales para la época del año. Así al menos se desprende del Informe de cargas con origen o destino España correspondiente al primer semestre de 2020 elaborado por Wtransnet.

Según el estudio realizado por la compañía perteneciente al Grupo Alpega, a lo largo de los seis primeros meses del año Wtransnet ha registrado casi 1,7 millones de ofertas de cargas procedentes de o dirigidas a nuestro país.

En palabras de los responsables de la entidad, estos datos demuestran que “después de varios meses de incertidumbre con la irrupción en Europa del coronavirus, la bolsa de cargas y camiones líder en la península ibérica constata el retorno paulatino de la actividad con un repunte notable del número de ofertas de cargas en las últimas semanas”.

En el acumulado hasta el 30 de junio la oferta de cargas para la exportación protagoniza un retroceso del 38% en comparación con los datos del mismo periodo del año pasado. Según afirman desde Wtransnet, este descenso “se explica por la incidencia de la pandemia en Francia, uno de los países más castigados por la crisis y nuestro principal mercado de salida. Ello ha supuesto que hayamos cerrado junio con un 37% menos de ofertas de cargas con destino Francia”, destacan.

En lo que a las ofertas de cargas para la importación se refiere, comenzaron 2020 por encima de los registros correspondientes al año anterior, pero “las caídas registradas en marzo y abril hacen que el balance del primer semestre sea negativo, con un 32% menos de actividad con respecto al año pasado”.

Pese a todo, en mayo se produjo un punto de inflexión y las importaciones no han parado de crecer desde entonces. Buena prueba de ello es el incremento del 50% en esta magnitud durante el mes de junio, en lo que desde Wtransnet califican como “el efecto rebote una vez superada la parte más dura la crisis”.

El transporte con origen y destino en España comienza a recuperarse después de los pésimos datos cosechados durante la etapa más dura del confinamiento, cuando llegó a caer un 64% menos de cargas que en las mismas semanas de 2019. En conjunto, el primer semestre se salda con una caída del 32% en el número de cargas ofertadas. “Sin embargo, la situación parece remontar y el transporte interior en España vuelve a respirar, prolongándose dos meses consecutivos de aumento de demanda”, afirman desde Wtransnet.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *