El petróleo cae más de un 66% en año y medio mientras que el gasóleo ‘sólo’ baja un 27%

El precio del gasóleo en las estaciones de servicio españolas ha caído más de un 26% desde junio de 2014.
El precio del gasóleo en las estaciones de servicio españolas ha caído más de un 26% desde junio de 2014.

La evolución del precio del petróleo Brent desde junio de 2014 resulta ciertamente espectacular. En apenas un año y medio, el barril de crudo de referencia en Europa ha caído desde los 113 dólares hasta los poco más de 28 a los que cerraba la sesión ayer. Sin embargo, el gráfico del precio del gasóleo no se ha movido en consecuencia.

Así, mientras que desde junio del año pasado el oro negro se ha abaratado un 66,4%, el precio del gasoil en el surtidor ha bajado sólo un 27%, desde los 1,30 euros a los que se pagaba el litro de diésel a comienzos de verano de 2014 hasta los 94 céntimos de euro que cuesta, de media, a día de hoy en las gasolineras españolas.

Las razones de este desfase entre ambas magnitudes son muchas y varían en función de la fuente consultada para tratar de explicar este fenómeno. Las petroleras, por su parte, recuerdan que la cotización del crudo poco tiene que ver con los precios de los carburantes de automoción, que sí tienen que ver por el contrario con las cotizaciones internacionales de estos productos.

Así, desde la patronal de las petroleras (AOP), recuerdan que las mencionadas cotizaciones, además de por la cotización del Brent, están “condicionadas por la oferta y demanda de dichos productos y por el tipo de cambio euro/dólar”, ya que los productos petrolíferos cotizan en los mercados internacionales en la divisa norteamericana.

El euro vale menos

Volviendo al marco temporal que nos marcábamos al principio de este artículo, en junio de 2014 el cada euro podía comprar 1,36 dólares, mientras que en la actualidad ambas divisas cotizan prácticamente a la par, lo que implica una depreciación del euro de casi un 26%. Ello significa que para pagar un barril de Brent en junio de 2014 (113 dólares) había que pagar 83 euros, frente a los 104 euros que costaría en la actualidad si no se hubiera desplomado.

Es decir, alrededor de un 25% del abaratamiento que experimenta el petróleo desde hace ya varios meses queda en nada, puesto que se destina a paliar el tipo de cambio más perjudicial para la divisa europea que se da en la actualidad.

Impuestos

Además, la patronal de las petroleras recuerda que “los impuestos y los costes de distribución (transporte, almacenamiento, etc.) minoran el porcentaje tanto en las subidas como en las bajadas por lo que nunca van a variar en las misma proporción”.

Y eso que, tal y como informaba Todotransporte hace unos días, la baja fiscalidad española hace que los transportistas españoles ahorren unos 6.000 euros por camión si comparamos el PVP del combustible con el que sería en caso de aplicar la carga impositiva media con la que se grava el diésel en el Viejo Continente.

Versión de la CNMC

Si atendemos a la versión que ofrece la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), buena parte de la responsabilidad en el alto precio que los carburantes tienen en nuestro país antes de impuestos es de las petroleras, cuyos beneficios por litro colocado en el mercado español son muy superiores a los que se dan en otros países europeos.

Para hacer esta afirmación, el organismo encargado de velar por que se produzca una competencia efectiva en el sector se fija en un dato muy concreto: el margen bruto de distribución. Esta magnitud es la diferencia entre el precio antes de impuestos y la cotización internacional de referencia.

Según los últimos datos (correspondientes a noviembre del año pasado) aportados por la CNMC, el margen bruto de las petroleras que operan en España ascendió de media a unos 17 céntimos por cada litro de gasóleo A que venden, 4,3 céntimos y un 33% más que el promedio que ganan sus competidores europeos.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *