El CNTC exige la constitución de una comisión mixta entre cargadores, transportistas y Gobierno

«AMDPress.- En la reunión celebrada ayer, martes 5 de octubre, por las organizaciones nacionales de transportistas que integran el Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC), con el objeto de dar solución a la grave situación económica por la que pasa el sector debido a la escalada de precios del carburante, se acordaron por unanimidad una serie de medidas, siendo la primera de ellas solicitar de forma urgente la constitución de una Comisión Mixta que esté formada por la asociación de cargadores AECOC, transportistas y la propia Administración.

En este sentido, también se acordó crear una Comisión tripartita de seguimiento de los acuerdos que se alcancen entre las partes, y exigir la intervención de la Inspección de Transportes para apoyar estos acuerdos y vigilar la situación de competencia desleal y de orden fiscal.

Asimismo, el CNTC considera necesario realizar «»“reformas legales para actuar sobre la estructura del sector y evitar situaciones de abuso»». Mientras tanto, instará a las empresas asociadas a que profundicen en sus negociaciones e informen de sus cumplimientos a las asociaciones de transportistas.

Para llevar a cabo dichos acuerdos, las organizaciones nacionales de transportistas han establecido como fecha límite para la negociación el próximo 4 de noviembre, fecha en la que se volverá a reunir el CNTC.

El acuerdo de estas medidas y, por tanto, el aplazamiento de un paro nacional, se ha producido tras el escrito remitido por la asociación de empresas cargadoras AECOC, que agrupa a 20.000 empresas, entre fabricantes, distribuidores y otros en el que manifiesta su predisposición a negociar el incremento de los precios y obligar a que lo apliquen sus asociados, implicando para ello a la propia Inspección de Transportes, así como que se garantice que las revisiones de precios lleguen al transportista efectivo. Un escrito que ha sido valorado «»“de forma positiva, pero insuficiente»» por el CNTC que también ha mostrado su descontento por la falta de respuesta de TRANSPRIME y AEUTRANSMER.

Por último, algunas organizaciones plantearon que un paro nacional «»“podría resultar injusto, ya que penalizaría a aquellas empresas cargadoras que ya han incrementado sus precios, por lo que las medidas de presión deberían ser selectivas para que no desincentivar a los que cumplen con la repercusión de los precios»».»

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *