Cuatro de cada diez empresas de transporte aplican regulaciones de empleo en su plantilla

La encuesta realizada por CETM revela que las empresas situadas en Álava, Barcelona, Jaén, Madrid, Pontevedra y Zaragoza son las que más están padeciendo las consecuencias de la pandemia del coronavirus en términos de reducción de actividad.

El 42% de las empresas españolas de transporte de mercancías por carretera se han visto obligadas a realizar algún de regulación de empleo desde el comienzo de la crisis, lo que habría afectado al 18% de los trabajadores (108.000 empleos), de los cuales el 51% estarían en situación de ERE/ERTE, mientras que el 49% restante ha visto suspendida de algún modo su actividad laboral (permisos retribuidos recuperables, adelanto de vacaciones, reducción de jornada, turnos de trabajo, etc.).

Así se desprende de una encuesta online realizada por la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) que recoge las opiniones de 1.197 empresas de transporte y logística de mercancías de todas las provincias de España. Otro de los datos más relevantes pone de manifiesto una reducción de actividad media de todo el sector del transporte y la logística de mercancías del 43%, que afecta en mucha mayor medida al transporte nacional, con una reducción del 59% frente a un descenso del 38% en el transporte internacional, además de un incremento de un 30% de media de los kilómetros recorridos en vacío.

Desplome en portavehículos

Asimismo, las empresas situadas en Álava, Barcelona, Jaén, Madrid, Pontevedra y Zaragoza son las que más están padeciendo las consecuencias de la pandemia del coronavirus en términos de reducción de actividad, mientras que los sectores más castigados son los portavehículos, con una reducción del 74%, seguidos de las mudanzas (61%), carga general (48%), cisternas (31%), operadores de transporte (29%), el transporte multimodal (28%) y los frigoríficos (21%).

Finalmente, la encuesta revela además que las empresas que salen peor paradas de esta crisis, si se analiza su dimensión, son los autónomos, con una pérdida de volumen de trabajo del 59%, seguidos por las empresas de menos de 20 vehículos con un 48%.

A partir de estos datos, desde CETM concluyen que «una parte muy importante del tejido empresarial del transporte y la logística de mercancías se encuentra en una situación de riesgo extremo y al límite de su supervivencia». Y defienden, en esta coyuntura que «el Gobierno debe brindar su apoyo a las empresas de transporte a la mayor brevedad posible, lo que requerirá acciones en el ámbito laboral, financiero, tributario y europeo porque sin él serán muy pocos los transportistas que puedan permanecer operativos una vez que finalice esta crisis sanitaria».

Pero tras trasladar esta problemática de forma conjunta desde el Comité Nacional del Transporte por Carretera al propio ministro de Transportes, José Luis Ábalos, explican que todavía no han obtenido respuesta alguna.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *