Contacto: Al volante de las últimas novedades desarrolladas por DAF

En las gamas XF y CF la filosofía aplicada puede quedar resumida en dos puntos: reducción del régimen de giro y mantenimiento de la última relación de cambio.

Por Silvio Pinto.- DAF continúa el proceso de mejora de su gama en todas las familias, ampliando la oferta por abajo en la serie LF, mejorando rendimientos en los motores más grandes, los MX, y con alguna otra solución que veremos a continuación. Apenas han transcurrido unos meses desde que DAF nos mostrara sus últimas novedades de gama, y poco más de un año del anterior contacto dinámico con sus productos, en el cual tuvimos ocasión de comprobar esas mejoras continuas que el fabricante holandés está acostumbrando a implementar en los últimos tiempos. Primero les tocó el turno a tractoras y algunos rígidos, completándose con esta última fase el resto de las gamas.

Nuevamente, tomando como base Villanueva y Geltrú (Barcelona), hemos tenido a nuestra disposición una flota formada por 11 vehículos que, como disciplinados jugadores de un equipo de fútbol, han mostrado su razón de ser, cada uno en su puesto. Veamos a continuación que de nuevo nos ofrece el constructor de Eindhoven, y repasemos las últimas contribuciones de sus productos en la búsqueda de la máxima eficiencia.

De mayor a menor
Para los vehículos más pesados, los correspondientes a las gamas XF y CF, la filosofía aplicada puede quedar resumida en dos puntos: reducción del régimen de giro y mantenimiento de la última relación de cambio. Los ingenieros han comprobado que con un régimen de giro reducido y manteniendo la última relación de cambio se consigue un ahorro significativo, o quizá sería más correcto decir que cada cambio que se lleva a efecto supone una pérdida de inercia que se sustancia en un incremento del consumo de combustible.

En este sentido, los nuevos Paccar ya salen con un aumento de par de 100 Nm en la última relación de cambio en cualquiera de las seis variantes que completan, desde los 1.800/1.900 Nm del MX-11 menos potente hasta los 2.500/2.600 Nm del MX-13 más vitaminado. Los rangos de 300 y 340 cv del motor del MX-11, destinados a vehículos de distribución, no entran en el nuevo juego del “bi-torque”, quedando ambos con 1.350 y 1.500 Nm respectivamente. Para impedir pérdidas de par en la transmisión, DAF ha optado por conectar la última relación de cambio directamente, sin desmultiplicación, recurriendo a grupos traseros muy largos para conseguir el ansiado bajo régimen de trabajo. Así encontramos desarrollos de hasta 2,05:1 para neumáticos de perfil 60 (también para los de 45 del Low Deck), 2,21:1 para perfiles 70 y 2,38 para los de 80, consiguiendo en todos ellos un régimen de giro final similar.

LEA EL CONTACTO COMPLETO EN LA REVISTA TODOTRANSPORTE

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *