CETM-Madrid afirma que la puesta en marcha de Madrid Central es “inviable”

Desde CETM-Madrid sostienen que «Madrid no está preparada para los vehículos eléctricos».

CETM-Madrid ha hecho público un comunicado en el que asegura que a apenas un mes de su entrada en vigor, Madrid Central sigue aquejado por diversos “defectos y problemas” que “hacen inviable su puesta en marcha con garantías. Por eso, la Plataforma de Afectados por Madrid Central ha pedido públicamente que se analicen “las limitaciones que existen en cuanto a infraestructuras y tecnologías para impulsar una movilidad ecológica en la ciudad de Madrid”.

De hecho, a los responsables de la asociación regional les resulta “llamativo” que Madrid, “que está impulsando uno de los planes de movilidad sostenible más ambicioso de las ciudades de los países desarrollados ni siquiera aparece en el ranking de las diez ciudades que cuentan con un mayor número de puntos de recarga para vehículos eléctricos”.

En opinión de CETM-Madrid, esta “ausencia de infraestructuras para impulsar la movilidad ecológica perjudica de forma especial” al sector del transporte de mercancías, al que se le exigen “importantes cambios ecológicos” mientras que no se dota a la ciudad de Madrid de medios para el repostaje. Y es que, desde la asociación resumen que “en definitiva, Madrid no está preparada para impulsar el vehículo eléctrico”.

Tampoco preparados el gas o la hibridación
Respecto a los vehículos a gas, “Madrid solo dispone de ocho puntos de suministro de gas natural comprimido (GNC) para automoción, ninguno de los cuales está ubicado en Madrid Central”, a lo que hay que sumar el hecho de que los vehículos a gas no están catalogados con una etiqueta medioambiental ‘cero emisiones’, con lo que su duración y reconocimiento oficial como vehículos ecológicos no está garantizada”.

La hibridación tampoco es la solución para CETM-Madrid, puesto que “la modificación de los motores diésel de los camiones incorporando el motor eléctrico y/o el gas, no garantizan la homologación del vehículo una vez realizada la adaptación”.

Desde CETM-Madrid lamentan que debido a todo lo expuesto con anterioridad, “el calendario impuesto por Madrid Central es absolutamente inasumible”, máxime si tenemos en cuenta que “antes de 2023 el 89,05% de la flota de vehículos dedicados a la distribución urbana y el 77,16% de los vehículos destinados al servicio a domicilio deberían sustituirse para poder operar en Madrid Central, lo que supone la sustitución de un total de 23.000 vehículos con un coste de unos 1.300 millones de euros”.

“Inversión inasumible”
En lo que a las tecnologías para los vehículos industriales se refiere, desde CETM-Madrid afirman que “no existen motores eléctricos para camiones de 12 toneladas y para los vehículos de menor tonelaje, la inversión es absolutamente inasumible con los tiempos de amortización actuales”.

Por todo ello, desde la patronal madrileña concluyen que “Madrid carece en estos momentos de la infraestructura y de la tecnología necesaria para impulsar una movilidad ecológica y la generalización de los combustibles y energías renovables en su parque móvil”.

Así, CETM-Madrid asegura que la ciudad de Madrid no es capaz de asumir “un cambio tan drástico” en los sistemas de movilidad “con un calendario tan precipitado e improvisado como que el pretende implantar Madrid Central, lo que hace necesario repensar los criterios y el calendario de renovación de las flotas, supeditado a los avances tecnológicos que en estos momentos se están produciendo, pero que carecen de la unanimidad científica de los mismos”.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *