CETM entrega 25 medidas a los partidos tras constatar la clamorosa ausencia del sector en los programas electorales

Roza programas partidos
De la Roza ha sido muy crítico con el Gobierno por haber atendido las demandas de la organización de autónomos ATA, la cual «no representa al sector del transporte».

El transporte de mercancías por carretera vuelve, una vez más, a estar ausente de los programas electorales de los partidos políticos con mayor intención de votos (PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos), tal y como denuncia el presidente de CETM, Ovidio de la Roza, quien lamenta que este hecho «ni siquiera ya es noticia puesto que es lo habitual».

Ahora bien, la patronal, tras hacer pública esta grave discriminación con uno de los sectores más importantes de la economía española, tiene claro que una de sus funciones pasa por transmitir a los representantes políticos qué se puede hacer para mejorar el transporte de mercancías por carretera, y bajo este objetivo ha presentado un informe con 25 medidas que afectan a los ámbitos mercantil, fiscal, laboral o administrativo y entre las que destacan cinco de ellas. Consulte aquí el informe completo.

Se trata de la aplicación de la cláusula de revisión del precio del gasóleo y el plazo de pago de las facturas obligatorio a 30 días, eliminando la posibilidad de pacto en contrario y estableciendo régimen sancionador; la armonización autonómica en la imposición sobre los carburantes y aplicación del gasóleo profesional en su totalidad, el no a la Euroviñeta, ya que «el Gobierno de España no debe adelantar ninguna decisión que suponga un aumento de la fiscalidad»; el mantenimiento de las ayudas para el abandono de la actividad y el desarrollo de la Formación Profesional; y la reducción de la cotización por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de los conductores profesionales».

En CETM aclaran que la mayoría de las medidas que proponen no representan un coste económico para la Administración. Entre las que sí afectarán a las arcas públicas, como la aplicación del gasóleo profesional; el no a la Euroviñeta; el plan de desvío voluntario a las autopistas de peaje; la deducción por inversión en vehículos ecológicos; el mantenimiento de las Ayudas; la construcción de áreas de servicio y la reducción de las cotizaciones a la Seguridad Social, el importe total de todas ellas sería de unos 1.300 millones de euros, «lo que consideramos una cifra bastante moderada en comparación con los 13.000 millones de euros que aporta cada año el transporte de mercancías por carretera vía impuestos«, advierten.

Análisis de los programas electorales

Antes de elaborar su informe, CETM analizó los programas de los cuatro partidos ya citado y constató la clamorosa ausencia del transporte por carretera. «Lo único en lo que coinciden todos los candidatos», comentan con ironía, «es en que no prometen prácticamente nada en lo que al transporte de mercancías por carretera se refiere«.

Así, en el programa del Partido Popular no hay un apartado explícito del transporte de mercancías por carretera, aunque incluye algunas medidas relativas a los emprendedores, los trabajadores autónomos, o en materia de reforma fiscal o de inversión en infraestructuras, que sí que nos afectarían. La única aportación en materia de transporte se la apunta, una vez más el ferrocarril, ya que hablan de “impulsar el transporte ferroviario de mercancías”.

Para De la Roza, ha habido «fracasos sonoros» del Gobierno como la ausencia de un nuevo ROTT, la Unidad Logística, que ha terminado en «papel mojado», o la «medida electoralista» adoptada en el último momento al fijar el límite para la facturación de los autónomos en 125.000 euros

El PSOE también aboga por potenciar las conexiones multimodales, sobre todo entre los ferrocarriles y los puertos, así como primar el mantenimiento de las infraestructuras existentes sobre las de nueva construcción. Ciudadanos tampoco cuenta en su programa con un apartado especial dedicado al transporte, aunque sí que hacen referencia a temas que están muy relacionados con nosotros como las infraestructuras, marcándose como prioridades “la interconexión ferroviaria y por carretera con los mercados europeos a través de Francia”; “impulsar el transporte intermodal mejorando la conexión entre los distintos modos de transporte” y como no, “potenciar el transporte ferroviario de mercancías”.

Podemos, a diferencia del resto de partidos, sí tiene un apartado especial dedicado al sector, proponiendo “aprovechar la flexibilidad y capilaridad que ofrece el transporte de mercancías por carretera, mediante la mejora de las redes viarias de las zonas rurales”. Y al igual que todos, Podemos quiere mejorar el papel del transporte de mercancías por ferrocarril, incrementando su cuota de mercado hasta alcanzar la media europea (2,59% en España frente al 11% en la UE).

«Comprobamos con indignación, una vez más, cómo los políticos de nuestro país se olvidan de un sector estratégico para el funcionamiento de la actividad económica, que se desarrolla gracias a nuestra capacidad para transportar mercancías, acercando a los consumidores los productos que necesita con eficiencia y regularidad». En materia de relaciones laborales, el presidente reconoció que algunas propuestas de partidos como Podemos «prefiero no creérmelas», valoró positivamente en términos generales la reforma laboral aprobada por el Partido Popular y avanzó muchas dudas sobre la intención del Partido Socialista de derogar esta última normativa.

Valoración de la Legislatura que acaba

Con este panorama, Ovidio de la Roza ha tenido tiempo en una rueda de prensa para valorar la Legislatura que ahora acaba y reconocer que se habían levantado muchas expectativas positivas, algunas de las cuales se plasmaron en realidad, como la nueva LOTT, el no a la Euroviñeta o la decisión final sobre pesos y dimensiones al rechazar las 44 toneladas y los 4,5 metros de altura.

También ha habido, ha detallado el presidente de CETM, «fracasos sonoros» como la ausencia de un nuevo ROTT, la Unidad Logística, que ha terminado en «papel mojado», o la «medida electoralista» adoptada en el último momento al fijar el límite para la facturación de los autónomos en 125.000 euros anuales frente a los 75.000 previstos. En este último punto ha sido muy crítico con el Gobierno por haber atendido las demandas de la organización de autónomos ATA, la cual «no representa al sector del transporte, que está representado por el Comité Nacional, órgano que había adoptado una postura contraria a la que finalmente ha tomado el Ejecutivo».

En su repaso por los asuntos sectoriales pendientes, De la Roza no ha esquivado el peliagudo asunto de la reforma del Comité Nacional del Transporte por Carretera, órgano que está pendiente de una «profunda reforma tanto a nivel estatutario como estructural». En su opinión, hay que reducir las secciones a dos o tres al desaparecer la distinción entre nacional e internacional y entre ligeros y pesados y hay que aumentar el mínimo de representatividad exigido para formar parte del Comité. «No tiene sentido que estén dentro 16 o 17 organizaciones», ha apuntado.

 

 

 

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *