Cantabria aprueba una línea de ayudas para la adquisición de vehículos comerciales

El presidente cántabro, Ignacio Diego, durante la presentación de la línea de ayudas. (Gobierno de Cantabria/Nacho Romero)
El presidente cántabro, Ignacio Diego, durante la presentación de la línea de ayudas. (Gobierno de Cantabria/Nacho Romero)

El Gobierno de Cantabria financiará con 1.500 euros la adquisición de vehículos comerciales e industriales para “mejorar la competitividad empresarial y generar empleo y riqueza en la región”. Así lo ha anunciado recientemente el presidente de la comunidad cántabra, Ignacio Diego, quien ha añadido que esta medida, dotada con un presupuesto de 1.050.000 euros, tiene como objetivo “incrementar las ventas un 20%”.

Esta línea de ayudas, enmarcada en el Plan Renueva de vehículos comerciales e industriales, estará vigente durante los siete próximos meses (hasta mayo de 2015) o hasta que se agote su dotación presupuestaria.

En total, la ayuda por vehículo ascenderá a 2.000 euros, 1.500 de los cuales serán aportados por el Ejecutivo autonómico, mientras que los 500 restantes procederán de los concesionarios que formalicen las operaciones de venta. Diego ha afirmado que esta cuantía supone “un apoyo económico importante, dado que estamos hablando de vehículos englobados, de media, entre los 15.000 y 18.000 euros”.

Y es que este programa de subvenciones está destinado a la adquisición de “furgonetas, turismos con carrocería tipo furgoneta y, en general, vehículos comerciales o industriales que pueden llevar una carga de hasta 3.500 kilogramos (englobados dentro de lo que técnicamente se conoce como las categorías M1-AF Y N1)”, tal y como ha explicado el presidente cántabro.

Quienes quieran optar a estas ayudas deberán entregar su vehículo comercial con más de siete años de antigüedad “para su achatarramiento” y adquirir “otro nuevo menos contaminante, con emisiones de CO2 inferiores a 215 g/km”.

Diego ha señalado que al incentivar la renovación de la flota, desde el Gobierno cántabro se propicia “una mayor seguridad vial” y se estimula un “importante ahorro en los gastos de mantenimiento de los vehículos utilizados por las empresas, que puede ser destinado a inversiones productivas”.

Este plan autonómico es “complementario a los planes nacionales de apoyo al sector”, como el Plan PIVE o el PIMA Aire, iniciativas que, en opinión del presidente cántabro, han servido para “frenar el descenso en la compra de vehículos en Cantabria” y convertir al sector de la automoción en “uno de los que tiran del carro de la recuperación económica y del empleo”.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *