Bruselas convoca ayudas para propuestas de transferencia entre modos de transporte

AMDPress.- La Comisión Europea ha abierto una convocatoria de propuestas de acciones de transferencia entre modos de transporte, de efecto catalizador y de aprendizaje común, dentro del Programa Marco Polo 2003-2010, que tiene como objetivo descongestionar de camiones las carreteras europeas y fomentar el transporte de mercancías por otros medios, como el ferrocarril y la navegación de cabotaje. En total, se destinarán 30,1 millones de euros a las actividades seleccionadas.

La presente convocatoria, publicada en el Diario Oficial de la UE del 29 de noviembre de 2005, cuenta con un presupuesto indicativo total de 30,1 millones de euros. Las solicitudes deberán presentarse antes del 30 de enero de 2006.

El Programa Marco Polo pretende reducir la congestión de las infraestructuras viarias y mejorar el impacto medioambiental de todo el sistema de transporte mediante el traslado de una parte de las operaciones de transporte de mercancías de la carretera al transporte marítimo de corta distancia, al ferrocarril y a las vías navegables interiores. El objetivo final es contribuir a la transferencia del transporte internacional de mercancías por carretera, cifrado en 12.000 millones de toneladas por kilómetro anuales, al ferrocarril, al transporte marítimo de cabotaje y a las vías navegables interiores.

Marco Polo pretende apoyar las acciones comerciales en el mercado de los servicios de transporte de mercancías y financiar actividades en las que participen los países candidatos a la adhesión a la UE . De hecho, diferencia de su antecesor el Programa PACT, Marco Polo establece objetivos de transferencia modal cuantificados y de fácil comprobación. Más concretamente, se pretende mantener, en 2010, la cuota de tráfico que los distintos modos de transporte tenían en 1998.

Tres son los tipos de proyectos que financia Marco Polo. En primer lugar, la transferencia entre modos de transporte cuya finalidad sea la transferencia de una parte del tráfico rodado a otros modos de transporte, mediante una ayuda de puesta en marcha para nuevos servicios de transporte de mercancías distintos del transporte por carretera.

En segundo lugar, financiará acciones de efecto catalizador en favor de proyectos innovadores destinados a paliar las insuficiencias estructurales de los mercados. Esta ayuda se destina, por ejemplo, a la creación de autopistas marítimas o de servicios internacionales de transporte ferroviario de mercancías de calidad, gestionados por empresas que ofrezcan todo el servicio.

Por último, Marco Polo financia lo que se denomina Acciones de Aprendizaje en Común, cuyo objetivo es reforzar la cooperación y el intercambio de conocimientos entre los operadores de los mercados de la logística del transporte de mercancías a fin de mejorar el impacto medioambiental del sector. La ayuda financiera comunitaria está limitada al 50%.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *