Marcos Basante, presidente de Astic: «Tenemos tres millones de parados y ninguno quiere subirse a un camión»

El presidente de Astic cifra la carencia de conductores profesionales en una cifra cercana a los 15.000.

«Tenemos tres millones de parados y ninguno quiere subirse a un camión». Así ha definido Marcos Basante, presidente de Astic, la más grave problemática a la que se enfrentan en la actualidad los empresarios del sector del transporte (internacional, especialmente), durante la celebración hoy, 25 de mayo, de la XLI Asamblea General de la asociación.

El presidente de Astic ha explicado que están trabajando ya en la búsqueda de soluciones, una de las cuales pasa porque se incorporen a los puestos de trabajo disponibles conductores llegados de países como Chile o Perú, con los que España tiene firmado convenios bilaterales. La carencia de conductores profesionales en España puede alcanzar la cifra de 15.000, detallaba Basante.

En otro orden de cosas, no ha ocultado su «miedo» ante la denominada economía colaborativa, que puede llevarse por delante «reglas, leyes y reglamentos» y conducir a la desestructuración del sector. «Queremos que todos juguemos con las mismas armas y seremos beligerantes ante la proliferacion de estos fenómenos», ha advertido ya en presencia del director general de Transporte Terrestre, Joaquín del Moral.

«Asustados» por la norma de estiba
En relación con la nueva norma de estiba ha denunciado una serie de lagunas en el contenido de la misma y fue muy crítico al afirmar que da la impresión de que «cuando Europa lanza una nueva norma no es para mejorar la situación sino para empeorarla».

El nuevo ROTT, pendiente de su entrada en vigor, no ha quedado fuera del análisis del presidente de Astic, para apuntar que el ministerio no ha enviado al sector un borrador que permita alegaciones. Preocupa la definición del tamaño mínimo de empresa y la pérdida de honorabilidad, «que no está bien definida».

Tampoco ha querido dejar de referirse al preocupante incremento del precio del gasóleo («tenemos el gasóleo más caro de Europa antes de impuestos», recordó) y de los intereses, para insistir en que el sector del transporte ya paga con creces los costes externos que genera.

Lucha contra el fraude
La lucha contra el fraude en el transporte es uno de los principios que guían la actuación coordinada de Fomento, Seguridad Social e Inspección de Trabajo (al menos así lo aseguran estos organismos), y Marcos Basante ha confirmado que efectivamente la Administración ha dado un paso al frente en este capítulo. Ahora bien, ha querido dejar claro que Astic siempre ha defendido «que la inspección sea de calidad y no de cantidad».

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *