Transportistas y cargadores vuelven a negociar con las 44 toneladas encima de la mesa

“La rentabilidad de las empresas del sector no llegó al 1% en 2016 debido al dominio creciente de los cargadores en los contratos”, ha criticado Ovidio de la Roza, presidente de CETM.

El Comité Nacional del Transporte por Carretera y las organizaciones de cargadores volverán este mes de febrero a la mesa de negociación con las 44 toneladas sobre la mesa. Las reuniones quedaron interrumpidas en noviembre cuando una de las asociaciones de transportistas integradas en el Comité se negó a que este asunto, que supone la principal demanda de los cargadores, fuera objeto de negociación, según ha revelado hoy en rueda de prensa el presidente del Comité y de la CETM, Ovidio de la Roza.

Tras suspenderse los encuentros entre ambas partes, en el último pleno del Comité Nacional se logró consensuar un documento para volver a la negociación en el que se incluyen las 44 toneladas, lo que permite abrir de nuevo los contactos. De la Roza se ha mostrado partidario de avanzar en la negociación con los cargadores puesto que hay muchos aspectos que pueden ser objeto de acuerdo favorable a los transportistas relativos a los tenders, la morosidad o los tiempos de espera para carga y descarga.

Y ello sin olvidar, recuerda, que resulta más beneficioso negociar para conseguir resultados que esperar a que la Administración ceda a las presiones de los cargadores y acabe aprobando las 44 toneladas sin dar más tiempo a que haya un acuerdo en una mesa de negociación.

En su repaso de la coyuntura económica, Ovidio de la Roza se ha mostrado mucho menos optimista sobre la situación de las empresas españolas de transporte de mercancías por carretera de lo que podría deducirse de la mejora de los índices de actividad o de la recuperación de las matriculaciones de vehículos, por no hablar de la positiva evolución del PIB a nivel macroeconómico. “La rentabilidad de las empresas del sector no llegó al 1% en 2016 debido al dominio creciente de los cargadores en los contratos”, ha apuntado, para no ocultar su preocupación sobre el incremento de la competencia desleal relacionado con el desarrollo de las empresas buzón o de las falsas cooperativas.

La amenaza de la Euroviñeta

Entre las amenazas que se ciernen sobre esta actividad vuelve a aparecer la Euroviñeta, y aunque el dirigente recordó que el ministro de Fomento ya ha comentado que el asunto no está sobre la mesa, lo cierto, ha afirmado, es que “en julio suele haber sorpresas fiscales”. Nada descabellado sería además que se produjera una subida en el Impuesto de Hidrocarburos, si bien este punto el presidente de la patronal reconoce que “no seríamos muy beligerantes si se mantiene el gasóleo profesional”.

Una vez echada a andar la legislatura llega el momento de avanzar con el nuevo ROTT, una norma que acumula ya mucho retraso debido a las alteraciones electorales. De hecho, el 15 de febrero comienzan ya las reuniones entre la Dirección General de Transporte Terrestre y el Comité Nacional para avanzar con las líneas de actuación que deberán definir aspectos como dimensión mínima de empresas, antigüedad de los vehículos o transmisibilidad de las autorizaciones, sin olvidar la reforma del propio Comité Nacional y del Consejo Nacional de Transportes Terrestres o la normativa sobre pesos y dimensiones. En este punto, De la Roza mostró su confianza en que para comienzos de 2018 pueda ver la luz el nuevo ROTT.

Sin lugar a dudas, la extensión de los peajes a vehículos pesados es uno de los frentes abiertos para el sector. Ya se anuncian movilizaciones en contra de los aprobados en Guipúzcoa, al tiempo que el presidente de la CETM reconoció su miedo a que se extiendan a otras carreteras de titularidad autonómica o incluso provincial, y ello en el supuesto caso de que el Estado no decida finalmente aplicar la Euroviñeta en las vías de su competencia.

Sin abandonar el tema de los peajes, el ministro de Fomento parece convencido de la necesidad de que el desvío de las autopistas a los camiones para que eviten carreteras convencionales de elevada siniestralidad sea obligatorio, circunstancia que llevaría al sector a reclamar la gratuidad del peaje en estos tramos. En el ministerio no valoran positivamente la experiencia piloto aplicada hace dos años en la que el desvío subvencionado fue voluntario.

Polémica ausencia de España en el acuerdo de París

Otra polémica reciente que no ha evitado comentar De la Roza tiene que ver con la no participación de España en el acuerdo antidumping firmado hace unos días en París por nueve países. Frente a otras organizaciones de transportistas que han criticado abiertamente la postura del Gobierno español, De la Roza ha defendido esta ausencia tras recordar que está justificada porque la citada alianza va contra los intereses de las empresas españolas.

Sin embargo, insistió en que la CETM es absolutamente partidaria de que se transponga en España la Directiva sobre desplazamiento de trabajadores, si bien matiza que el sector del transporte por carretera “debería tener un tratamiento diferente al de otros sectores” debido a sus especificidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *