Schmitz Cargobull vuelve al segmento de los portacontenedores una década después

El nuevo portacontenedores S.CF tiene una versión para transportar hasta 40 pies y dos hasta 45 pies, una de ellas aligerada.

Después de una década de ausencia en este segmento, Schmitz Cargobull ha decidido volver a ofrecer portacontenedores a sus clientes. Y lo hace presentando una completa gama de producto diseñada para transportar contenedores de entre 20 y 45 pies e incluso con una versión aligerada que presenta una tara de sólo 4.250 kg.

Todas las variantes del nuevo chasis portacontenedores S.CF tienen cuello de cisne y además son extensibles tanto desde el frontal como desde la parte trasera de la plataforma, que se despliega mediante el accionamiento de un mecanismo neumático. Están además protegidos contra la corrosión y permiten incluso transportar contenedores high cube sin sobrepasar la altura máxima de cuatro metros.

Estas características se traducen en “sencillez en su manejo, prácticamente inexistente mantenimiento y versatilidad”, tal y como ha asegurado Boris Billich, director de Ventas de Schmitz Cargobull, durante la presentación de la nueva solución de la firma del elefante para el transporte intermodal, que ha tenido lugar en el Puerto de Hamburgo, uno de los más importantes de Europa en lo que al tráfico de contenedores se refiere.

La multinacional alemana decidió abandonar el mercado de los portacontenedores hace aproximadamente una década, cuando la crisis económica y financiera “hizo caer drásticamente la demanda” de este tipo de vehículos y se hizo evidente que había “una sobreoferta” de estos semirremolques, ha recordado durante su intervención ante la prensa reunida en Hamburgo el consejero delegado del fabricante alemán, Andreas Schmitz.

Recuperación de la demanda
La situación es muy diferente hoy, con la demanda recuperada “y unos volúmenes de matriculaciones de entre 9.000 y 12.000 unidades en Europa”, ha asegurado Billich, quien ha reconocido que los “principales mercados” para su nuevo portacontenedores son “Alemania, los Países Bajos, Bélgica y Escandinavia”.

En cualquier caso, el director de Ventas del fabricante alemán ha subrayado que las tres versiones de su nuevo portacontenedores “estarán disponibles en toda Europa”, donde la red de Schmitz Cargobull dará “un soporte completo a nuestros clientes, tanto en ventas, como en configuración y atención al cliente”.

Fabricados por Koluman
Schmitz Cargobull protagonizará su regreso al mercado de los portacontenedores de la mano de Koluman, uno de los principales productores de vehículos industriales de Turquía y en cuya planta de la ciudad de Mersin se producirán los nuevos portacontenedores.

El máximo responsable del socio de la multinacional germana, Kaan Saltik, ha asegurado durante la presentación del portacontenedores diseñado por la marca del elefante y fabricado por Koluman, que la fiabilidad de los vehículos que salgan de sus instalaciones está fuera de toda duda. “Te daremos la calidad que necesitas; te daremos calidad Schmitz”, ha asegurado Saltik dirigiéndose al propio Andreas Schmitz.

Un millar de unidades en 2021
Eso en cuanto a la calidad, porque en lo que a la cantidad se refiere, Schmitz Cargobull y Koluman esperan fabricar en la factoría de éste último en Mersin alrededor de un millar de portacontenedores al año en 2021.

Sea como fuere, Kaan Saltik se ha encargado de recordar tanto a los periodistas como a sus socios alemanes que la planta de la compañía turca tiene una capacidad de producción de 15.000 vehículos al año, además de una “gran flexibilidad” para cambiar su esquema de producción en apenas un par de semanas.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *