Salvador Ferrer, jefe de Flota de Transportes Porqueres: “Habría que eliminar las empresas que son españolas y que tienen matrículas en Rumanía”

A Ferrer no le asusta la competencia, siempre y cuando sea con igualdad de oportunidades.

Habría que eliminar las empresas que son españolas y que tienen matrículas en Rumanía. No son sucursales, son tapaderas”. Así de claro se expresa Salvador Ferrer, jefe de Flota de Transportes Porqueres, entrevistado por Todotransporte para la sección A Plena Carga de  nuestra edición correspondiente al mes de junio.

En opinión del responsable de la empresa gerundense, “todo el trabajo se lo llevan los rumanos, húngaros y las empresas buzón, entre las que por cierto también hay muchas empresas españolas”. Por eso, cuando tiene oportunidad de hablar con Ricard Font, secretario de Movilidad de la Generalitat de Cataluña, le transmite un mensaje contundente: “Estáis propiciando que nos vayamos todos y no quede nadie aquí. ¿Cuántas empresas españolas quedan?”, se pregunta.

Para Ferrer, el problema de los operadores locales es “que ya no somos competitivos”. Y abunda en su argumento al asegurar que “a partir de los 500 kilómetros ya no somos rentables”. Al responsable de Flota de Transportes Porqueres no le asusta la competencia de las empresas procedentes del Este, “eso sí, siempre que cumplan las mismas condiciones”.

Bajo el punto de vista de Salvador Ferrer, esta complicada situación sólo puede solucionarse con el concurso de los propios transportistas.”Lo tenemos que arreglar nosotros mismos, pero la cuestión es que las organizaciones tendríamos que apretar un poco más, pero no se puede porque el sector está dividido”, lamenta.

Tampoco es mucho más optimista el responsable de Flota de Transportes Porqueres en lo tocante al nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez.”Lo cierto es que los gobiernos socialistas nos han llevado siempre a la ruina. Tienen mano izquierda para dialogar, pero la triste realidad es que a las empresas nos llevan a la ruina. Nos van a poner peajes en la sombra y nos van a subir los impuestos del gasóleo, porque dinero no hay”, aseguraba Ferrer días antes de que se filtrara que el nuevo Ejecutivo planea subir más de un 30% la carga fiscal que soporta el diésel.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *