Renove 2020 o Plan Moves II, ¿cuál interesa más a los transportistas?

En el Plan Renove II, la obligación de achatarramiento no se exige en el caso de adquirir un camión o autobús.

Dentro del Plan de impulso al sector de la automoción aprobado por el Gobierno con el objetivo de reactivar y ayudar a dicho sector, se incluyen dos líneas de ayudas para la adquisición de vehículos, tanto para vehículos particulares como vehículos industriales «y que están generando bastante confusión entre los interesados en acogerse a dichas ayudas, según las numerosas consultas que estos últimos días han llegado a Fenadismer«, confiesan .

En primer lugar, no está de más aclarar que ambas líneas de ayudas son incompatibles entre sí, por lo que antes de adquirir un vehículo habrá que valorar cual resulta más interesante económicamente y asimismo comprobar si existen fondos disponibles en cada una de ellas cuando se vaya a hacer la operación.

De una parte, está el Plan Moves II, dependiente del Ministerio de Transición Ecológica y con un presupuesto de 100 millones. Se ha concebido para adquirir vehículos propulsados con energías alternativas y su gestión la llevará a cabo las Comunidades Autónomas, para lo que deberán aprobar en las próximas semanas en sus ámbitos territoriales las correspondientes convocatorias de ayudas. Por otra parte está el Plan Renove 2020, gestionado por el Ministerio de Industria y con una asignación de 250 millones, y al que se pueden acoger todo tipo de vehículos sea cual sea la energía de propulsión.

Plan Renove 2020

Las ayudas deben destinarse a la adquisición directa o a la adquisición por medio de operaciones de financiación por leasing financiero o arrendamiento por renting de un vehículo nuevo (con un contrato superior a dos años), que deberá adquirirse y estar matriculado en España a partir del 15 de junio de 2020, inclusive, pero también se permite de un vehículo seminuevo, que deberá ser previamente titularidad de un concesionario y matriculado en España a su nombre con fecha posterior al 1 de enero de 2020 (consulta aquí en detalle el Plan Renove 2020).

En el caso de adquirir un turismo o una furgoneta o camión hasta 3,5 t deberá ser al menos de la categoría medioambiental C, obligando a achatarrar un vehículo de al menos diez años de antigüedad, con ITV en vigor y cuya titularidad sea del beneficiario de la ayuda o de un familiar de primer grado, y no haya cambiado en el último año. La obligación de achatarramiento no se exige en el caso de adquirir un camión o autobús. Estas ayudas se limitan a un beneficiario por persona física o 30 en el caso de personas jurídicas.

Las ayudas van desde los 400 euros para un turismo con etiqueta C, de 1.000 euros para una furgoneta con idéntica etiqueta hasta los 4.000 euros en el caso de cero emisiones (etiqueta CERO). Además, el concesionario deberá ofrecer un descuento igual al aportado por el Estado, salvo en vehículos con etiqueta CERO, que será de 1.000 euros. En el caso de adquirir un camión o autobús no se exige categoría medioambiental alguna, y las subvenciones serán de hasta 2000 euros para camiones y autobuses de hasta 18 t  y de 4.000 euros para los que superen esta masa máxima.

Plan Moves II

El Plan Moves II va a ser gestionado por las Comunidades Autónomas y se basa en cuatro líneas de ayudas: adquisición de vehículos de energías alternativas o eléctricos, ampliar la red de recarga de vehículos eléctricos, implantación de sistemas de bicicleta eléctrica compartida y fomento de una movilidad eficiente a los centros de trabajo. Es incompatible con el Plan RENOVE, siendo más ventajosa esta línea para adquirir un vehículo con distintivo CERO, no siendo obligatorio además achatarrar un vehículo.

Esta línea está prevista para la adquisición de turismos, furgonetas, camiones y autobuses que vayan propulsados por energía eléctrica (puros o híbridos) o por hidrógeno, y en el caso de camiones y furgones de más de 3.500 kg también que vayan propulsados por GLP o Gas Natural (GNC o GNL). A esta subvención se pueden acoger vehículos que o bien sean nuevos o bien tengan una antigüedad inferior a nueve meses y su titular haya sido el concesionario o punto de venta, es decir, se trate de un coche de stock.

Así, el Plan Moves II, que cuenta con una dotación de 100 millones de euros (45 millones en el plan de 2019) contempla ayudas directas a la compra de furgones de más de 3,5 toneladas con entre 3.600 y 4.500 euros según se trata de tecnología de gas licuado de petróleo o gas natural si el comprador es particular, autónomo o ayuntamiento. Si el comprador es una empresa la ayuda es de 2.250 euros para una pyme y de 1.800 euros si es una gran empresa, sin distinguir entre GLP y gas natural (consulta aquí las tablas con el detalle de las ayudas).

Para los camiones, por debajo de 18 toneladas las ayudas se han fijado en 5.400 (GLP) y 6.300 euros (gas natural) si el comprador es autónomo o ayuntamiento y en 5.400 euros para ambas tecnologías si el comprador es una empresa. Para vehículos industriales de más de 18 toneladas propulsados por gas la ayuda a la compra ha sido establecida en 13.500 euros. 

Eléctricos, híbridos e incluso de hidrógeno

El Plan Moves II contempla también ayudas para la adquisición de vehículos tanto comerciales como industriales con propulsión eléctrica pura, híbrida o incluso a partir de hidrógeno, con cantidades que oscilan entre los 2.900 y los 15.000 euros, según el tonelaje del vehículo, si existe achatarramiento o no y según el tipo de comprador (autónomo, pyme o gran empresa).

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *