Renault Trucks prepara una reactivación de sus fábricas en Francia

Las fábricas en Francia han comenzado de nuevo su actividad gradualmente desde el pasado 22 de abril.

Renault Trucks se prepara para una reanudación de actividad lenta, gradual y segura en sus centros de producción, «siguiendo constantemente el que ha sido su principal foco desde el principio: proteger la salud y la seguridad de sus empleados», explica desde la firma francesa, que detuvo la producción el pasado 18 de marzo.

En la marca detallan que desde el comienzo del cierre de emergencia, y a pesar de la interrupción temporal en la producción, ha continuado dando servicio a sus clientes, hasta donde ha sido razonablemente posible, y concretamente en el suministro de piezas de recambio y la reparación de los camiones.

Las fábricas en Francia han comenzado de nuevo su actividad gradualmente desde el pasado 22 de abril, empezando por la planta de motores de Lyon-Vénissieux. Otros centros de producción, como las plantas de ensamblaje de Bourg-enBresse y Blainville-sur-Orne, irán retomando su actividad gradualmente en las próximas semanas.

«Este periodo será lento y durará varias semanas, de forma acorde a la demanda de los clientes; la capacidad de los proveedores de suministrar mercancía y se hará de forma sincronizada con otras plantas del Grupo Volvo», añaden.

Sólo retomaremos la actividad si las condiciones de seguridad y salud son ejemplares, no hay otra forma. Por ello, planteamos un reinicio gradual, que implica un periodo inicial en el que pondremos a prueba nuestros protocolos de salud y también la cadena de suministro y logística, antes de poner más velocidad al proceso”, ha explicado Bruno Blin, presidente de la compañía.

Las medidas que se implementarán en las fábricas de Renault Trucks incluyen:

• Aplicar medidas de distanciamiento social y de protección,

• Uso extendido de mascarillas

• Uso de mascarillas tipo FFP2 con gafas o visores protectores si la distancia de seguridad mínima no puede respetarse

• Mantener las puertas abiertas (excepto las puertas anti incendios) para evitar tocar los pomos

• Limpieza de las estaciones de trabajo, herramientas, equipamientos logísticos, vestuarios y comedores

• Organización de los flujos de movimiento en las zonas comunes, vestuarios, pasillos y restaurantes, ampliando las horas de apertura y regulando el aforo

• Introducir un plan de reparto de asientos en los medios comunes de transporte, para garantizar así el espacio entre los pasajeros.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *