Reforma del ROTT: principales novedades en materia de carta de porte. Por Néstor Val, director gerente de Lextransport Grupo

Nuevamente nos centramos en desgranar todas y cada una de las cuestiones que ha traído consigo la reforma del ROTT. Y en este caso hacemos una parada en la conocida como carta de porte, esto es, el documento de control administrativo exigible para la realización de transporte público de mercancías por carretera.

Y así, con respecto a la regulación hasta entonces vigente se mantienen prácticamente inalterables la mayoría de los aspectos, por no decir todos, a salvedad de dos novedades: de un lado, la relativa al contenido esencial del documento de control que, junto a lo que ya hasta entonces se preveía en lo relativo al nombre o denominación social, NIF y domicilio del cargador contractual y del transportista efectivo; el lugar de origen y destino del envío objeto del transporte; la naturaleza y peso de la mercancía transportada; la fecha de realización del transporte del envío de que se trate; la matrícula del vehículo utilizado en la realización del transporte y en el caso de que se trate de un conjunto articulado deberá hacerse constar tanto la matrícula del vehículo tractor como la del semirremolque o remolque arrastrado por éste (recordemos asimismo que si iniciada la operación de transporte se produjera un cambio de vehículo, esta circunstancia deberá hacerse constar en la documentación de control por la empresa de transportes); así como las observaciones, reservas, o cualquier otro indicación, que solicitadas por los sujetos intervinientes se consideren útiles; se adiciona ahora la necesidad de identificación de la autorización especial de circulación expedida por el órgano competente en materia de tráfico, circulación y seguridad vial, cuando el vehículo haya de circular amparado por una de estas autorizaciones.

“La carencia, falta de datos esenciales, ocultación o falta de conservación de la documentación de control” es sancionada como falta grave, con la imposición de una multa por importe de 401 euros

De otro lado, se prevé en cuanto al formato que la documentación de control exigida para la realización de servicios de transporte público de mercancías pueda ser cumplimentada por medios electrónicos cuando los soportes y aplicaciones utilizadas para ello permitan transformar su contenido en signos de escritura legibles y reúnan las características que se encuentren señaladas por la Dirección General de Transporte Terrestre a efectos de garantizar
la disponibilidad, integridad, inalterabilidad e inviolabilidad de su contenido.

En este sentido, el personal de los Servicios de Inspección del Transporte Terrestre así como los agentes de las fuerzas de vigilancia del transporte en carretera deberán poder, en el ejercicio de sus funciones, obtener copia del contenido de esa documentación (lo que se traduce en la necesidad de que los vehículos vayan provistos de una impresora que permita la obtención física del documento cuando esta así sea requerida por las autoridades).

Finalmente, recordar que “la carencia, falta de datos esenciales, ocultación o falta de conservación de la documentación de control” es sancionada como falta grave, con la imposición de una multa por importe de 401 euros.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *