Prueba MAN TGE 3.180 automática 8V: La TGE más musculosa

Esta versión de la TGE es la más potente de la gama del furgón del fabricante alemán.

Es la TGE más potente que comercializa MAN. El TDI de dos litros ubicado bajo el capó se asocia con un cambio automático de ocho velocidades para formar un tándem que ofrece un gran rendimiento en cualquier circunstancia

Y una de las circunstancias en las que se muestra especialmente eficaz es en los descensos, y ya entramos en materia. Hemos comentado en no pocas ocasiones que el alto grado de rendimiento alcanzado por las mecánicas de ciclo diésel permite extraer cifras de par y potencia elevadas de bloques de pequeña cilindrada. Este hecho, unido a la búsqueda de ahorro de peso, y a las cada vez más exigentes normas en materia de emisiones contaminantes, hace que este tipo de propulsores sea el preferido de los fabricantes para sus divisiones de furgones.

Pero la contrapartida llega en su escasa capacidad de retención en los descensos a plena carga, aspecto que adquiere gran importancia en algunas de las configuraciones que puede llegar a motorizar este cuatro cilindros de dos litros, pues no olvidemos que la gama TGE admite hasta 5,5 t de PMA (incluyendo un remolque de 2,0 t). Así las cosas, la ayuda del freno eléctrico suele ser un extra imprescindible si queremos desempeñar nuestro trabajo con la máxima seguridad y elevadas velocidades medias (dentro siempre, por supuesto, de los límites legales). Este “argumento”
es extensible (en menor medida) para las variantes de 3.500 kg que se enfrenten en el día a día a rutas duras, con descensos repetidos.

Volviendo a nuestro protagonista, con la incorporación del cambio automático se consigue un mayor grado de resistencia por la propia arquitectura de este elemento, pero además permite hacer uso del control de crucero (con limitador de velocidad) para no exceder la cifra programada sin necesidad de que el conductor intervenga. Este punto, además de incrementar la seguridad activa en los descensos, libera al chófer de estar constantemente
pendiente de la velocidad.

LEE LA PRUEBA COMPLETA EN LA REVISTA TODOTRANSPORTE O CONSULTA NUESTRO BUSCAPRUEBAS

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *