Prueba del Scania R540: Apuesta segura

Se notan los 150 Nm extra del DC13 166 (540 cv) respecto al DC155 (500 cv).

Por Silvio Pinto.- Las mecánicas Scania se han caracterizado tradicionalmente por el alto valor de par motor que ofrecen en relación con su correspondiente cifra de potencia. Durante años, el DC13 ha liderado (unas veces en solitario, otras en compañía) este parámetro, con los 2.500 Nm que ofrecía ya en 2008 con su variante de 480 cv. Con ella se adelantaba al resto de la competencia para poner en nuestro circuito de pruebas el primer Euro 5 para el transporte pesado de larga distancia de la historia.

Volviendo al DC13, a finales de 2015, combinando ya ambos sistemas (EGR y SCR) para cumplir con la norma Euro 6, Scania vistió con las mejores galas de las que disponía en aquel momento a su R con el paquete de eficiencia Streamline, vitaminando a su seis cilindros con 10 cv adicionales (490 cv) y 50 Nm de par motor extra (2.550 Nm), obteniendo una tarjeta de resultados histórica en nuestro recorrido habitual. Tan solo un año después, el DC13 alcanzaba el medio millar de caballos para mover al novedoso piso plano de la nueva generación de camiones pesados del fabricante sueco, su flamante serie S, que se postulaba como su nuevo buque insignia.

Pero al margen del pequeño recorrido mostrado por este seis cilindros en la última década, hay un hecho que por casual no queremos dejar pasar por alto. El 4 de diciembre de 2017 probábamos un Scania R de esta nueva generación propulsado por un motor que entregaba 2.700 Nm. El 4 de diciembre de 2019, se ha “repetido” la historia, pero con diferencias.

“Déjà vu” con diferencias

Aquel 4 de diciembre el corazón de nuestro protagonista era enorme, nada menos que 16,4 litros de cilindrada. Con la nueva generación de camiones pesados de Scania, la versión de acceso de su V8 comienza en los 520 cv, que es la potencia máxima que entregaba el camión sueco aquel primer 4 de diciembre. Nuestro actual protagonista alcanza los 540 cv, compartiendo la cifra de par motor máximo.

El nuevo motor (ya estamos hablando del DC13 166 540) se estira ligeramente mejor que el grande en la zona alta del tacómetro, mientras que en la baja encontramos un empate técnico, casi extensible al rendimiento ofrecido por ambos en casi cualquier circunstancia. La igualdad ofrecida por ambos vehículos en nuestras pruebas la podemos reconocer en la cesión de

LEE LA PRUEBA COMPLETA EN LA REVISTA TODOTRANSPORTE O CONSULTA NUESTRO BUSCAPRUEBAS

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *