Prueba del Peugeot Partner 130 cv: Un paso por delante

Este nuevo Partner es el que más diferencias marca respecto a la generación que sustituye.

El nuevo Peugeot Partner se presenta con el Van of the Year bajo el brazo, cual recién nacido con su correspondiente pan. Pero al margen del bien merecido galardón, este nuevo Partner es el que más diferencias marca respecto a la generación que sustituye.

La anterior generación del Partner se caracterizaba por un salpicadero elevado, que parapetaba al conductor tras él, como en no pocos vehículos de la competencia. El nuevo Partner monta de serie el i-Cockpit, esa propuesta de puesto de conducción que la marca francesa ha ido incorporando a sus modelos progresivamente, siendo un elemento distintivo de la firma, y que probablemente sea el camino a seguir en el futuro por otros fabricantes.

Antaño, los volantes de grandes dimensiones estaban justificados por la falta de asistencia de la dirección, ayudando en el manejo de la misma. Este gran tamaño permitía al conductor visualizar el cuadro de instrumentos a su través, como si se asomara a una ventana. Los cuadros de instrumentos han ido ganando presencia y los volantes cediendo tamaño, condicionando en no pocos casos la posición de éste, que debería responder a criterios puramente ergonómicos.

Con el i-Cockpit, el volante achatado por “los polos”(como la tierra), reduce su diámetro hasta los 31 cm “entre hemisferios”, alcanzando tan solo los 35 en la zona del ecuador. Estas dimensiones facilitan que el cuadro se pueda visualizar en su totalidad por encima de él, eliminando esa especie de “efecto túnel” que se produce en el resto de vehículos, reduciendo, ya solo por este motivo, la sensación de fatiga con el paso delos kilómetros. Además, la posición de las manos resulta mucho más natural, menos elevadas y más pegadas a las piernas, detalle que se agradecerán nuestros hombros con el paso de las horas (y de los años).

LEE LA PRUEBA COMPLETA EN LA REVISTA TODOTRANSPORTE O CONSULTA NUESTRO BUSCAPRUEBAS

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *