Prueba del Hyundai H350 chasis-cabina: Un ligero muy solvente

El volumen de carga que ofrece este vehículo es notable en relación a sus dimensiones exteriores.

Nuestro protagonista, el Hyundai H350 en variante chasis cabina con caja, ofrece una imagen más próxima a sus competidores alemanes tradicionales que a franceses o italianos, incorporando algunos detalles que le dotan de una imagen agradable y diferenciadora. Estamos hablando de un chasis-cabina con una distancia entre ejes de 3,67 m, que soporta una caja que cubica 17 m3 para un PMA de 3.500 kg, dando lugar a una carga útil de 1.623 kg.

Hay que destacar, antes de analizar el rendimiento del motor, que nuestra unidad apenas contaba con 700 km de rodaje, cifra sin duda insuficiente para que muestre todo su potencial. En estas circunstancias, los 150 cv que se extraen del cuatro cilindros coreano se muestran algo justos para trabajos duros a plena carga y con desniveles importantes, pero no es esa la encomienda para el H350, siendo en las ejecuciones con carga ligera donde nuestro protagonista es todo un artista.

Las mejores cartas del Hyundai H350 chasis-cabina con caja están en su agrado de conducción, sus espacios para almacenaje en la propia cabina, y la buena distribución del espacio que permite el acomodo holgado de tres adultos, en un entorno sobrio pero muy agradable. El volumen de carga que ofrece es notable en relación a sus dimensiones exteriores, con una elevada manejabilidad. El motor, suficiente para cargas ligeras y medias, ofrece un buen consumo, que con toda probabilidad mejorará con el paso de los kilómetros. En definitiva, como decíamos al inicio, un ligero muy solvente.

LEA LA PRUEBA COMPLETA EN LA REVISTA TODOTRANSPORTE O CONSULTE NUESTRO BUSCAPRUEBAS

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *