Prueba de la Mercedes-Benz Sprinter 314 CDI Furgón FWD: Tiempo de estreno

Lo primero que nos llamó la atención del nuevo modelo es la confluencia de capó y parabrisas.

La nueva Mercedes-Benz Sprinter es ahora única. Lo primero que nos llamó la atención del nuevo modelo es la confluencia de capó y parabrisas, con un leve ángulo que parece separar ambos elementos de manera más acentuada, pero sin perder fluidez, más en la línea de la Daily de Iveco que de la de sus exsocios, los nuevos Crafter y TGE de Volkswagen y MAN.

Abrimos la puerta del conductor, y encontramos una entrada bien resuelta, con un también buen asiento en términos absolutos si lo consideramos como modelo de acceso, y un entorno completamente nuevo. Llama poderosamente la atención el formato del salpicadero, completamente modular, preparado para afrontar cualquier modificación que depare el futuro sin tener que recurrir a un rediseño completo del conjunto.

Esta “modularidad” la encontramos en la zona central, en la consola que da soporte a la pantalla central, salidas de aire y alguna botonería adicional. Lo mismo sucede con los dos huecos dobles para latas de bebidas de la zona baja, el módulo para regular la climatización, o incluso con las tres bandejas con tapa ubicadas en la zona superior. En todos estos elementos se puede adivinar que sería relativamente sencillo modificar cualquiera de ellos y sustituirlo por otro diferente si ello fuera preciso.

En este nuevo universo Mercedes-Benz encontramos un desplazamiento longitudinal del asiento del conductor notable, como lo es su regulación en altura, y un nuevo volante multifunción realmente atractivo a pesar de su naturaleza plástica, pero de calidad, material que domina todo el habitáculo en esta versión…

LEA LA PRUEBA COMPLETA EN LA REVISTA TODOTRANSPORTE O CONSULTE NUESTRO BUSCAPRUEBAS

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *